Perfecciona tu volea, atendiendo a estos consejos

LA MAGIA DEL TENIS

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Perfecciona tu volea, atendiendo a estos consejos

Federer volea

Mejora tus habilidades en la red, considerando los aspectos más importantes que entran en juego a la hora de volear.

Llamamos volea a todo aquel golpe que se ejecuta antes de que la pelota dé un bote. Aunque se pueden realizar voleas desde la línea de fondo, lo más normal es hacerlo en las inmediaciones de la red.

El objetivo de la volea no es otro que sorprender tu rival, reduciendo su tiempo de reacción. Está catalogado como un golpe eminentemente ofensivo que debe facilitarte la consecución del punto.

Impactar la volea de manera certera es algo complejo, puesto que no sólo necesitas poseer grandes reflejos, sino que además tienes que tener un toque de muñeca y coordinación muy buenos.

Teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, también deberíamos prestar mucha atención a los siguientes conceptos:

Empuñadura

La empuñadura para efectuar una volea, tanto de derecha como de revés, es la continental; es la que más control nos da sobre la cabeza de la raqueta. Hay algunos jugadores que optan por jugar la volea de derecha con la empuñadura este (eastern), pero luego se encuentran con el inconveniente de que tienen que cambiar a la continental para jugar la volea de revés.

Empuñadura volea Federer

Además, para evitar luxaciones en la muñeca, es aconsejable agarrar el mango no tanto por el extremo (como haríamos en un golpe normal desde la línea de fondo), sino un poco más hacia arriba. Además, de esta manera, ganaremos maniobrabilidad y podremos reaccionar con mayor rapidez ante los tiros de nuestro rival.

Tipos de volea

Al igual que existen diversos tipos de golpe cuando jugamos desde el fondo de la pista, también existen variantes en la forma de volear, según nos venga el tiro de nuestro rival:

Ofensiva

No requiere un swing completo. Consiste en el golpeo fuerte y veloz de la pelota para concluir el punto, por lo que la realizaremos cuando estamos cerca de la red, tras una buena bola que haya puesto a nuestro rival en una posición difícil.

De bloqueo

Cuando estamos en la red y la pelota se dirige hacia nosotros a tanta velocidad que no tenemos apenas tiempo de reacción, hacemos una volea de bloqueo. Ésta se caracteriza por la ausencia de swing, por lo que la raqueta actuaría como una pared. Debemos poner el brazo firme y tratar de amortiguar lo mejor posible el impacto para no quedar a merced del oponente.

De toque

La volea de toque consiste en realizar una dejada sin que la bola bote. La situación más normal en la que se utiliza este recurso es cuando nuestro rival está sobre la línea de fondo y nosotros en la red; bastará con un ligero toque sin apenas swing para descolocarle.

De drive o revés

Es la volea más agresiva de todas y es la única que no se realiza con la empuñadura continental. Consiste en jugar una derecha o un revés, haciendo el swing como si fuera un golpe de fondo, pero sin dejar botar la pelota. Es un golpe de aproximación, puesto que suele hacerse a mitad de pista, con intención de ganar el punto o de poner al rival en una posición difícil para luego cerrar en la red.

Baja

Si estamos cerca de la red y nos tiran una bola a los pies, tendremos que hacer forzosamente una volea baja. Es una de las voleas más difíciles de ejecutar, ya que se realizan casi desde el suelo y con la red muy próxima, por lo que tenemos que tener muchísimo toque para que supere la cinta y caiga dentro del campo contrario. Es necesario que hagas una buena flexión de rodillas a la hora de realizar este golpe.

Baja de contraataque

Es un golpe que realizamos corriendo hacia la red, bloqueando la pelota por debajo de las rodillas. Aunque también se considera un golpe de aproximación, no es tan agresivo como la volea de drive o de revés.

Remate

Consiste en impactar una bola que viene por encima de tu cabeza. Es un golpe híbrido entre el saque y la volea, ya que la forma en la que vas a golpear la pelota es muy similar a la del saque (no realizas el swing completo, puesto que no tienes que tirarte la bola), pero tendrás que moverte en esa posición para interceptarla en el lugar y momento exactos.

También existe el remate de revés, que suele ejecutarse prácticamente de espaldas al rival y adoptando una posición bastante forzada. Los golpes ganadores de este tipo son espectaculares.

Nadal remate revés

Remate revés Nadal

Momento de impacto

En el momento del impacto (tanto de derecha como de revés), debemos golpear con la cara de la raqueta un poco abierta (orientada sutilmente hacia arriba), con el brazo bien firme y ligeramente por delante de nuestro cuerpo. El principal problema que tienen algunos jugadores amateur es que su tiempo de reacción es tardío, lo que significa que, en el momento de impacto, la cara de la raqueta está completamente hacia arriba.

Juego de piernas

Cuando te aproximas a la red para volear, la mejor opción es hacerlo dando pasitos cortos. Ello te dará una mayor estabilidad a la hora de posicionarte en la pista, además de una buena coordinación que te ayude a estar preparado justo después de que tu rival haya lanzado su golpe. Esta forma de desplazarte también te ayudará a recuperar el equilibrio rápidamente para poder realizar una segunda o una tercera volea (si fuera necesario).

Con todas estas pautas, si además tienes unos grandes reflejos, puedes llegar a convertirte en un auténtico virtuoso de la volea; un golpe que, sin duda, marca la diferencia.

0 Comentarios

Mostrar