Estas leyendo

¿Rostro decaído? prevención y tratamientos de la fatiga facial

GUÍA DEL HOMBRE ACTUAL

¿Rostro decaído? prevención y tratamientos de la fatiga facial

¿Rostro decaído? prevención y tratamientos de la fatiga facial

El estrés, el agotamiento, la edad o la pérdida de peso por el ejercicio físico son las causas más frecuentes de la pérdida de tono, pérdida de expresión del rostro y flacidez facial.

El estrés prolongado, falta de descanso, las exposiciones a agresiones externas como las radiaciones solares o las inclemencias del tiempo, mala alimentación, unida al abuso de sustancias tóxicas como el alcohol o el tabaco, el afeitado diario y la falta de cuidado facial, o simplemente una pérdida de peso por el inicio de una dieta o rutinas de ejercicio, pueden afectar a nuestro rostro y favorecer la fatiga cutánea.

Sus síntomas más comunes son la pérdida de luminosidad y tonificación, líneas de expresión más marcadas, imperfecciones en la superficie de la piel o incluso la flacidez y decaimiento.

La fatiga cutánea es un “pseudo-envejecimiento”, o un envejecimiento aparente, ya que aunque las células y el resto de estructuras cutáneas son aún jóvenes, el aspecto de nuestra piel denota más edad de la que realmente tenemos.

No hay que olvidar que la piel del rostro masculino es más gruesa debido a la presencia de mayor colágeno dérmico, produce mayor cantidad de sebo y todo ello hace que el proceso de envejecimiento se inicie a partir de los 40 años, mientras que la piel femenina, este proceso comienza a los 30.

Existen diferentes estrategias para combatir estos síntomas y recuperar la expresión juvenil del rostro.

Gimnasia facial para el hombre

En la cara existen cerca de 40 músculos faciales que nos sirven para masticar, abrir y cerrar los orificios faciales y expresar emociones.

Existen multitud de ejercicios o "gimnasia facial" específicos para activar la circulación sanguínea, para relajar tensiones y en general para tonificar el rostro.

Según Carole Maggio y Mike Gianelli, autores de "Facebuilder for Men", la gimnasia facial ayuda a tensar los músculos de la cara y prevenir los síntomas del envejecimiento, sobre todo en las mejillas, papada y barbilla.

Te proponemos cinco sencillos ejercicios en una rutina de cinco minutos diarios, que puedes hacer cada mañana frente al espejo, antes de afeitarte. Notarás sus efectos en tu rostro en un par de meses.

1.- Las Vocales. Consiste en decir las letras vocales en voz alta exagerando la expresión en cada una de ellas. Abre bien la boca para decir cada vocal durante 3 o 5 segundos cada una.

2.- Cavidad bucal. Sella tus labios y llena la boca de aire y presiona para tensar los músculos de tu cavidad bucal. (Así previenes el famoso código de barras de los labios).

3.- Abrir y cerrar. Abre la boca lo máximo que puedas y a continuación cierra los labios fuertemente. Ejercitas los músculos de las mejillas, cavidad bucofacial y cuello.

4.- Sonrisa invertida. Fuerza una sonrisa invertida para tensionar y ejercitar los músculos del cuello.

5.- Cejas y Frente. Coloca tus dedos sobre las cejas ejerciendo una leve presión para impedir fruncir el ceño y cerrar los ojos. También ejerce cierta presión hacia abajo, mientras intentas elevar las cejas.

Tratamientos cosméticos anti-fatiga

 A lo largo de esta serie de Cuidado Corporal hemos visto la importancia de unos hábitos de vida saludables, el cuidado facial básico y una alimentación equilibrada y rica en antioxidantes.

Hoy en día existen muy buenos tratamientos faciales masculinos pensados para revitalizar la tu rostro, que en la mayoría de los casos incluyen antioxidantes como la vitamina C, y agentes tonificantes como la cafeína.

Si has tenido una mala noche (o muy buena) y necesitas un rostro firme y revitalizado en pocos minutos, estos tratamientos están pensados y diseñados para actuar eficazmente y ofrecer un aspecto fresco y saludable.

Tratamientos anti-aging

A partir de los 40 o 50 años, la piel del hombre se vuelve más fina, pierde elasticidad y comienza la aparición de manchas y arrugas en la piel. Para cada uno de estos síntomas, encontrarás los cosméticos más apropiados, siempre teniendo en cuenta tu tipo de piel y que no puedes esperar efectos milagrosos duraderos, sino paliativos del envejecimiento natural.

Manchas de la piel. Prueba con tratamientos despigmetizantes.

Recuperar la elasticidad. Seguramente necesitarás aplicar tratamientos hidratantes dos veces al día.

Luminosidad. Existen cremas y mascarillas especificas para recuperar la luminosidad de tu piel.

Productos Anti Edad. Entre tus cosméticos no deberá faltar un buen antiarrugas para aplicarlo por la mañana y por la noche.

La mayoría de los fabricantes ofrecen combinaciones para todos estos efectos del envejecimiento, que simplifican enormemente tu cuidado anti edad. Pregunta en tu establecimiento de confianza o centro de belleza especializado por el tratamiento "anti-aging" que más se ajuste a las necesidades de tu tipo de piel.

Nosotros despedimos esta columna con una cita de Pablo Picasso "Cuando se es joven, se es joven para toda la vida".

 

 

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar