DAKAR

Al final, no dejan ganar a Farrés

El catalán salió líder de T4 en la etapa final por delante de Jones, su jefe de filas, pero perdió seis minutos de golpe al final para dejárselo en bandeja.

Yeda
0
Gerard Farrés con el Can-Am en el Dakar 2022.
Frederic Le Floch A.S.O. / DPPI

Decía una cosa con las palabras y otra con la mirada. Suele pasar a veces, sobre todo cuando no puedes contar lo que deseas. Gerard Farrés se colocó líder en la categoría T4 de side by side en la penúltima etapa, pero sabía que no le iban a dejar ganar. Si el asiento del Can-Am South Racing le llegó a tiempo para poder estar en el Dakar fue porque venía como escudero de Austin Jones, el líder del equipo que cedió la primera plaza el jueves por una avería. Pero en la etapa final, pasó lo que tenía que pasar… o lo que el equipo quería.

El catalán salía a la última especial con 1:14 de ventaja sobre el americano e iba marcando mejores parciales que él. Le sacaba casi un minuto en el penúltimo punto de control, pero cuando llegó a meta perdió seis de golpe. ¿Casualidad? Según contaba 'Farreti' al terminar la etapa se debió a una avería: "Hemos tenido un problema en el último kilómetro, pero lo hemos podido solucionar y llegar a meta". No ha tenido ningún problema en todo el Dakar y le pasó justo antes de coronarse. Cuanto menos, da que pensar…

"Nuestro objetivo era trabajar para el equipo y lo hemos conseguido. Con este hombre a mi lado hemos tenido compromiso, respeto, todos los valores que nos definen como piloto y copiloto (Diego Ortega) y no podemos estar más felices con nuestro trabajo. Hace unos meses no sabía ni si podía venir aquí y al final este coche ha ido fantástico, el equipo ha trabajado muy bien. Recuerdo el año pasado… y creo que ese sacrificio de aguantar y de no abandonar sirvió. Estoy muy feliz", añadía Gerard en el discurso que le tocaba.

Así fue como South Racing consiguió lo que quería, que Jones ganase el Dakar aunque fuese a costa de quedar en evidencia por el regalo evidente de su compañero español, que repite el mejor puesto que ha conseguido nunca en el desierto. También fue segundo en 2019, pero en unas condiciones muy distintas. Tendrá que esperar para intentar ganar su primer Dakar, de ahí que haya hecho lo que el equipo le ha pedido con el fin de asegurar su futuro. Este lo ha tenido muy cerca, pero a la vez, muy lejos.