DAKAR

La familia española de Audi

Navarro, Gratacós y Niubó son los ingenieros de los tres coches de los cuatro aros, y explican en AS cómo es trabajar con Sainz en este proyecto.

Al Dawadimi
0
Joan Navarro, Lucas Cruz, Daniel Gratacós, Carlos Sainz y Arnau Niubó en la carpa de Audi en el Dakar.

Audi es una de las marcas que Alemania exporta al mundo con orgullo. Sus cuatro aros son siempre sinónimo de rendimiento, elegancia y perfección, lo mismo que han transmitido en sus aventuras en el automovilismo y que aspiran a hacer en el Dakar. Pero una parte muy importante del equipo tiene sangre española. Porque los ingenieros de pista de cada coche son catalanes: Joan Navarro de Sainz, Dani Gratacós de Peterhansel y Arnau Niubó de Ekstrom. Los tres analizan para AS, y otros medios españoles, cómo es trabajar en Audi junto a Sainz.

Navarro es el más cercano al piloto madrileño y contó con él desde los cimientos del proyecto. "Me explicó todas las negociaciones y me dijo que su prioridad era que siguiera con él porque nos entendemos bien. Empecé en mayo de 2020 a trabajar en este proyecto y he sido una pieza clave más en el diseño del Audi: chasis, suspensión, caja de cambios, 'cockpit'…", cuenta Joan, que considera "un honor" la confianza que deposita Carlos en él: "Ha trabajado con los mejores y que me elija es un elogio enorme, es el mejor piloto que hay".

El ingeniero define al piloto en una palabra: "Exigente, sin duda. Se exige mucho a él mismo y a todos. Cuando pasa se forma como un pequeño tornado, revoluciona a todos". En eso coincide también Gratacós, al que Sainz conocía de Peugeot: "Me llamó él, se intenta rodear de gente que le da confianza. Es súper exigente, todo al milímetro, nada al azar, da el 200% y pide al resto lo mismo". "Hace avanzar al equipo, no he visto a ningún otro piloto igual, en ese aspecto es único", asegura Niubó, que trabajó en la F1 con De la Rosa o Ricciardo en HRT.

Funciones en el equipo

"Nuestro trabajo está más enfocado a la pista: hablar con los pilotos, los mecánicos y mejorar el coche. Hacemos pocos datos, solo miramos el rendimiento, pero muy al detalle", explica Navarro, que llega con su experiencia previa en Mini y al que llevar los cuatro aros le supone responsabilidad: "Más de la que teníamos con Mini no, pero quieres hacerlo bien por la marca y, sobre todo, por el trabajo en equipo. Somos doce personas en cada coche, esto es lo más novedoso y complicado para mí, el hecho de coordinar todos esos trabajos".

Gratacós también cuenta cómo es trabajar mano a mano con 'Monsieur Dakar', otra pieza clave del equipo: "Stephane es un 'motard', se nota que están acostumbrados a trabajar solos, más con el 'feeling' y menos con lo técnico. Es muy profesional, tiene mucha experiencia y lo tiene todo muy claro, aunque es más introvertido". Y Niubó "conocía a Ekstrom desde hace años en el DTM" y estar con él "era la mejor solución" para el equipo. Los tres, junto al "líder" Sainz, Cruz y otros, forman la familia española de Audi. Una esencial.