DAKAR

A Sainz no le gusta la regulación de la FIA: "Es muy decepcionante"

El español se mostró crítico con la normativa definitiva del rally en la rueda de prensa previa que juntó a los favoritos de las principales categorías.

Yeda
0
Carlos Sainz.

Un día de viaje, un cambio de continente y ya huele a Dakar. Mientras la mayoría de gente se prepara para despedir el año, en Yeda lo hacen para empezarlo a lo grande con la 44ª edición del rally más duro del mundo. Los pilotos llevan en suelo árabe desde el lunes y han tenido tiempo de probar sus coches en un shakedown y de pasar el filtro de la COVID-19 mediante PCR, con resultados que están dando algunos disgustos. ASO reunió a los principales aspirantes de cada categoría en una rueda de prensa previa con Sainz de protagonista principal.

El madrileño aprovechó para lanzar una crítica a la organización y a la FIA por la regulación definitiva de la nueva clase eléctrica: "Se iba a premiar a los constructores que apostasen por energías alternativas, con más recorrido de suspensión o más potencia, pero todo se ha quedado en nada y al final corremos con una tecnología muy complicada en igualdad de condiciones, pero con un peso muy superior al mínimo. En un principio iba a haber ventajas para quien tuviera el valor de tomar esta dirección y es muy decepcionante".

Pese a ello, Sainz confía en el buen hacer de su equipo. "Audi es una garantía como ha demostrado en el pasado. Nos hemos dado mucha prisa para poder desarrollar el coche y no hemos tenido muchos test, pero está todo el mundo igual, estamos muy contentos porque hemos dado el máximo. El coche es bueno, disfruto de conducirlo y espero disfrutar de la carrera", asegura Carlos, que pide paciencia a sus seguidores y se alegra de haber esquivado la COVID-19 por ahora, sobre todo porque "nos han pasado las balas silbando por todos lados".

A su lado, estaba Al Attiyah, que no quiere asumir el papel de favorito: "Daré lo mejor de mí, y también están Carlos, Stéphane... todo el mundo quiere ganar. Este año es muy diferente porque nadie sabe el rendimiento que tiene, aunque hemos hecho muchos test y he ganado todas las carreras previas". Mientras que el tercero en liza, Peterhansel no esperaba estar aquí después de ganar el último Dakar, "pero después llegó Audi y no podía rechazar su propuesta". Así que está "muy motivado", aunque no esconde que "ganar será muy difícil".

Más aspirantes y lucha en motos

Loeb y Roma, la pareja de BRX, escuchaba atentamente a sus rivales, eso esperan que sean ya que quieren estar en la lucha. "El rendimiento fue bueno para nuestro primer año y ahora tenemos un mejor coche mejor. El feeling es bueno", apunta el francés. "No sabemos el ritmo que vamos a tener, pero lo vamos a disfrutar y estamos preparados para dar lo mejor", agrega el catalán. Y después, Laia Sanz mostraba su felicidad por estrenarse en coche: "Me siento una 'rookie'. Después de 11 dakares tenía suficiente con la moto, tataré de disfrutar y aprender".

Kevin Benavides centró la atención en las motos como vigente campeón. El argentino admite que cambiar de Honda a KTM es "como empezar de nuevo" y que el "objetivo es ganar con dos marcas diferentes". Brabec, su excompañero y gran rival, ha "hecho un programa parecido al de hace dos años", cuando ganó: "Espero que vaya igual de bien". Santolino fue la cara española y no mira de lado en la lucha con los mejores: "¿Por qué no? Somos muchos pilotos competitivos y daremos el máximo". Han hablado los pilotos, en breve lo hará la arena.