DAKAR 2022

Isidre Esteve: "Todos mejoran, pero tenemos más confianza"

El catalán repite proyecto con Repsol y el Toyota Hilux y, mejor preparado que en la anterior edición, tiene claro dónde debe acabar: "Tenemos que estar entre los 20 primeros".

0
Isidre Esteve: "Todos mejoran, pero tenemos más confianza"
Repsol

Cuando habla del anterior Dakar, Isidre Esteve (Lleida, 49 años) no puede evitar hacerlo con cierta desazón porque estrenaba uno de los coches referencia de la prueba, un Toyota Hilux, y no cumplió con sus expectativas. Ahora, repite proyecto con Repsol y Overdrive, con la ilusión de siempre y con una mejor preparación que la de 2020 al competir en Aragón y Hail con la que apunta al Top 20. El catalán analiza con AS una nueva participación en la que probará un biocombustible en el prólogo y la primera etapa.

-Será su 17º Dakar, séptimo en coches. ¿Cómo lo afronta?

-¿Eso quiere decir que tengo muchos años ya? (Risas). Tengo la misma ilusión que el primer día, pero más experiencia. Estoy contento, me siento un privilegiado de tener este equipazo, con Toyota, con estos patrocinios y este equipo humano. Tengo muchas ganas, sobre todo porque el último tenía que haberlo hecho mejor, no salió el resultado que quería. Teníamos muchos problemas con el freno sobre todo, perdí la confianza con el coche ya el segundo día y este año hemos trabajado mucho en este tema y tenemos una buena puesta a punto. Somos conscientes de que todo el mundo mejora, pero nosotros somos más rápidos que el año pasado y tenemos mucha más confianza.

-Ser honesto es el primer paso que hay que dar para mejorar, y usted siempre lo es.

-Sí, intento ser honesto primero conmigo mismo y, naturalmente, con los demás. Soy consciente de cuáles son mis dificultades a la hora de conducir rápido, de lo que debemos hacer para que nos afecten lo mínimo posible y trabajamos cada día para eso. Lo que me ocurre es que en moto ya iba rápido, tengo la percepción de la velocidad y ahora voy con el coche y digo: 'Por aquí podemos correr mucho más'. Pero necesito sentirme seguro con el coche para poder correr y hemos trabajado mucho en ese sentido.

-La preparación ha sido buena, cerca del Top 10 en Aragón y Marruecos, mucho mejor que la del año pasado.

-Sí, completamente. Lo que agradezco siempre al equipo es que tengamos un plan deportivo antes del Dakar. La Baja fue muy bien, fuimos novemos el primer día y el segundo, el trece, pero tuvimos dos problemas con el coche. En Marruecos, quisimos dar un paso más con los frenos el primer día, nos equivocamos y el segundo día montamos el set-up bueno y volvimos a estar entre los diez primeros. Ahora sabemos qué nos funciona y qué no, hemos tenido un año y medio para probar el coche, algo que no tuvimos el año pasado, y sabemos lo que mejor se adapta a mí del coche y viceversa, ese es el gran paso que hemos dado.

-Entonces, ¿en qué mejora este Toyota al anterior?

-Nos hemos centrado en los mandos. El coche ya funciona, es fiable y bueno, solo necesito adaptarlo más a mis dificultades. Cualquier cosa que avancemos para mí es mucho, las pequeñas mejoras son lo que yo noto más. Hemos pulido algunos detalles que hacen que yo me sienta más seguro con el coche.

-También va a probar un nuevo biocombustible de Repsol, ¿qué días?

-Ese carburante bajo en huella de carbono lo utilizamos en Marruecos en el prólogo y el primer día de carrera. Sacamos todos los datos, los probamos en todos los regímenes del motor y lo hicimos con los ingenieros de Toyota. Nos sorprendió mucho y decidimos hacer lo mismo en el Dakar, utilizándolo en el prólogo y en la primera etapa. Para el resto de la carrera llevaremos la misma gasolina que el resto del equipo porque queremos que en la siguiente carrera posterior al Dakar ya vayamos con el nuevo ecocarburante.

-Fue 28º en 2021, ¿acabaría satisfecho dentro del Top 20 en 2022?

-El año pasado rompimos el diferencial del coche a dos días del final cuando íbamos el 21º, queríamos estar en el Top 20 y no pudo ser. Para nosotros estar dentro de los 20 primeros sería un buen resultado, tiene que serlo, porque veo los pilotos y los coches inscritos y hay 35 de primer nivel. Naturalmente, si podemos estar más cerca del 15 mejor que del 20, pero tenemos que estar entre los 20 primeros. Llevamos dos 21º y tenemos que romper esa barrera. Hay muchos pilotos que la gente no conoce y son muy rápidos.

-¿A quiénes ve como principales aspirantes al Dakar?

-Sainz, si el coche le funciona bien, va a estar delante sin duda. Pero Nasser (Al-Attiyah), si la mecánica aguanta y todo va bien, para mí es el piloto ganador, es rapidísimo. Luego, a ver qué hacen Loeb y Nani con el nuevo BRX, y después hay tantos pilotos… Laia va a ir rápida, hizo buenos tiempos en Hail, los MD y los Century van a ir muy rápido…

-¿Cómo ve la llegada de Audi y el comienzo de una era que hará un Dakar más eléctrico?

-A mí lo que me gusta es la nueva era del rally raid, el campeonato del mundo que empieza en el Dakar. Es bueno para pilotos, constructores, patrocinios… para todos. Hay un cambio tecnológico que es evidente y que no lo puede parar nadie porque la sociedad avanza y hay que aportar a la lucha contra el cambio climático y conseguir las emisiones cero. Todos debemos sumar en esto porque, además, el reglamento no nos va a permitir otra cosa en un futuro muy cercano. Que nosotros podamos formar parte de esto con nuestro biocarburante y que podamos correr en estas condiciones, es algo que nos motiva mucho.

-¿Qué le parece el recorrido?

-¿Sabes lo que pasa? Que yo ya sé como organiza una carrera David Castera, siempre son etapas muy intensas, hay de todo. El Dakar, sea como sea, vaya donde vaya, va a ser muy exigente. Da igual que no vayamos al Empty Quarter, el Dakar será difícil igual, no hay ningún problema.

-¿Cuanta más arena mejor?

-Sí, para nosotros y nuestro coche es mejor, porque el gran cambio de reglamento de los T1+ es el neumático, que pasa a ser de 36 pulgadas y permite ir por zona de piedras sin levantar el gas. Por tanto, que haya más arena hace que haya menos brecha entre nuestro coche y los T1+ en ese sentido.

-Y para acabar, ¿le gusta que se mantenga esa nueva filosofía en la navegación?

-La navegación debe tener una relevancia importante en el Dakar porque lo que tiene que marcar el ritmo a un piloto es la capacidad que tenga de ejecutar la navegación con su copiloto. Por eso es una disciplina diferente. Estoy a favor de ello porque hace que el trabajo del equipo dentro del coche sea más importante en la etapa.