F1 | QATAR

El golpe en la mesa de Alonso

Alpine temía que los neumáticos de Alonso reventaran sin avisar. Foto de equipo en el hospitality y análisis de la carrera: “Había que quitarse a Gasly en la salida…”.

Losail
0

“Le iban preguntando vuelta a vuelta al ingeniero de neumáticos si se podía”, “nos estábamos mordiendo las uñas”, cuentan en el garaje de Alpine, “el ‘virtual safety car’ nos dio un respiro”. La duda no era si Alonso podría contener a Checo Pérez y salvar el tercer puesto en Qatar, que se daba por supuesto, sino ser capaces de cuidar los neumáticos duros de Pirelli para completar un ‘stint’ de 34 vueltas. Hasta entonces tres coches habían pinchado y otros, como Norris, debieron pasar por boxes de forma preventiva. Pero el A521 no hace sufrir en exceso a las gomas, nunca fue así; Alonso hizo buena la estrategia de una parada y celebró su primer podio desde el GP de Hungría de 2014, hace siete años, el número 98º en la F1.

Después de los compromisos con la Prensa y el ‘briefing’ con los ingenieros, que duró unos 30 minutos, Alpine organizó una foto de equipo frente al ‘hospitality’ con mecánicos, ingenieros y demás trabajadores. En el centro, Alonso, Ocon y Laurent Rossi, CEO de la firma francesa, que gritó: “¡El Plan!”. Después, el asturiano se fotografió con todo el que se lo solicitó y sonrió junto a la pizarra y el trofeo. Se marchó de Losail poco antes de las nueve y tuvo una última charla con AS de camino a los tornos del paddock: “Había que quitarse a Gasly en la salida, si no ya no se podría”. Después, Checo “estaba controlado”. Podio de mérito, con los grandes en la pista en la pista: “Otras veces hay accidentes, faltan Mercedes o Red Bull, esta vez estaban todos”, cerró.

Un impulso para 2022

Antes, en la rueda de prensa de la FIA, Alonso comentó: "Ejecutamos una buena carrera con la estrategia a una parada y el coche estuvo genial todo el fin de semana. Ayudó salir al frente, también por las penalizaciones, y adelanté a Gasly en la salida, eso sirvió para poder correr en aire limpio. En la carrera de uno siempre hay altibajos, tuve momentos fantásticos en Le Mans o la resistencia, pero volver en preparación para 2022, para las nuevas reglas, y tener este podio a final de año sabe muy bien. Estamos más preparados que hace diez meses. Fui muy consistente en viernes, sábado y domingo. Sochi se ejecutó muy bien, sólo la lluvia del final nos dejó fuera del podio. El final de este 2021 es otro nivel, en comparación con la primera mitad del año. Estoy feliz y la preparación va por el camino correcto”.

Sobre el plan de Alpine para el año que viene, con la esperanza de luchar por podios regularmente: "Es un ‘reset’ para todos y depende de nosotros hacer un coche rápido. No es como ahora, que continuábamos con el coche anterior. Si estamos en esa situación, me siento preparado y fuerte para tomar la batalla.