MOTOGP | STONER

"Rossi siempre fue muy bueno en utilizar a la prensa a su favor"

Casi una década después de su retirada, Casey Stoner sigue sin cortarse a la hora de referirse a Valentino, su gran rival en MotoGP: "Aprendí mucho de él".

0
"Rossi siempre fue muy bueno en utilizar a la prensa a su favor"
MotoGP

Siempre hubo respeto entre ambos, pero estaba claro que la relación entre Valentino Rossi y Casey Stoner nunca iba a llegar más allá. Su clara rivalidad no lo permitía. Sobre todo en los años donde ambos eran los candidatos a llevarse el título de MotoGP. Un tira y afloja que acabó con un Mundial para ambos: el australiano se lo llevó en 2007 y el italiano le cogería el testigo en 2008, sumando la sexta corona a su legado en el motociclismo. De hecho, su relación se asemejad a la que el de Yamaha tiene actualmente con Márquez en la que, a ninguno de los dos, les importa hablar del otro.

A Stoner tampoco le importaba. De hecho, el último campeón del mundo de Ducati nunca se cortó a la hora de hablar de Valentino Rossi. Y tampoco ha cambiado con el paso de los años porque, 13 años después de ser rivales directos por el título de MotoGP, y coincidiendo con la retirada del italiano, seguía guardando un dardo para el 46: "En realidad, debo decir que seguía con admiración a Valentino desde que estaba en 125cc. Aprendí mucho de él porque era un piloto capaz de hacer cosas que otros no lograban. Aprendí mucho. Además, Valentino siempre ha sido muy bueno, también en utilizar a la prensa a su favor".

Casi cumpliendo una década desde su retirada del Mundial de MotoGP, la retirada de Casey Stoner sigue siendo uno de los principales temas de conversación cuando se tiene la oportunidad de hablar con el australiano. La última fue en Misano, de manera telemática, en una rueda de prensa organizada por uno de los patrocinadores del GP: "¿Que por qué me retiré? Es sencillo: Siempre amé los motores de dos tiempos. Para mí, son los auténticos motores para correr. Son difíciles, imprevisibles. Ya cuando di el salto de 250cc a MotoGP encontré los de cuatro tiempos más fáciles. Primero fue la electrónica, que te quitaba parte del control, y ahora la aerodinámica, que ha ido creciendo al hacer más sofisticada".

Además, Stoner se queja de la evolución que el deporte ha tenido en los últimos años y defiende la esencia de las motos más antiguas: "Yo amo pilotar, pilotar la moto, controlarla. Las motos tienen que ser peligrosas, difíciles. Ahora, MotoGP se ha convertido en lo contrario: los entrenamientos se han reducido, se ha buscado gastarse menos en pruebas mientras aumentaban enormemente otros costes. Todos sabéis todo lo quería yo los compromisos con la prensa... Bueno, al final, me di cuenta de que mi trabajo principal era todo el resto. Y, quizá, dedicaba al pilotaje el 5 o el 10 por ciento. Eso ya no me divertía".