RALLYS

El Subaru de 1994 perdido en un granero y vendido por un dineral

Un Impreza que pilotaron Sainz y McRae apareció intacto en un granero de Australia y ha sido subastado por una cifra récord de 300.000 euros.

0
El Subaru Impreza de 1994.

Hace ya un tiempo que se han hecho famosos esos programas de televisión americanos en los que se abren trasteros o garajes abandonados en los que se encuentran auténticas reliquias que luego se subastan por un buen puñado de dólares. A veces, por cifras impresionantes. Pues algo parecido ha pasado en Australia. El propietario de un granero en Victoria se ha encontrado una joya de los rallys, un Subaru Impreza Prodrive de 1994 que pilotaron Sainz y McRae, y se ha subastado por 360.000 dólares (311.500 euros).

El coche con el que Sainz conquistó cuatro victorias en el Mundial y McRae su único título de campeón del mundo en 1995, fue retirado en 1996 y puesto a la venta. Desde entonces, pasó por tres propietarios y el último lo dejó en ese granero australiano en el que ha aparecido casi por arte de magia y en perfectas condiciones, ya que no ha hecho falta hacer una restauración profunda, solo un pequeño lavado de cara, lo que hace que su valor sea superior por mantener sus piezas e imagen originales.

Tanto es así, que el precio al que ha ascendido en la subasta realizada por Lloyds Auctions es el mayor que se ha pagado nunca por un coche de rallys, superando en ese aspecto a otro modelo de la misma marca japonesa, un Subaru Impreza WRC7 que también tuvo entre sus manos el recordado McRae. Quien lo haya adquirido, podrá disfrutar de una parte de la historia de los rallys, con su motor turbo 2.0 de cuatro cilindros y una caja de cambios Manuel de seis velocidades. Una historia digna de una de esos programas americanos.