SUPERBIKE | REPÚBLICA CHECA

Superbikes critica la seguridad en Most: "Me da un poco de miedo"

Scott Redding dice que la falta de seguridad en Most "es inaceptable" para un mundial y el líder de WorldSBK, Jontahan Rea, prefiere "no comentar".

0
Superbikes critica la seguridad en Most: "Me da un poco de miedo"
WorldSBK

Ante la pandemia del coronavirus contra la que el mundo sigue luchando, los diferentes campeonatos han tenido que saber adaptarse a la crisis sanitarias. Al igual que MotoGP, el Mundial de Superbikes se ha visto afectado por constantes cambios en su calendario habitual, teniendo que hacer frente a las cancelaciones de ciertos países por las restricciones todavía activas para entrar en sus fronteras.

Ha sido el caso de Phillip Island, circuito que ha cancelado las dos citas de motociclismo que asume cada temporada. Y, por ello, Dorna ha tenido que jugar de nuevo a un puzle como son los calendarios de ambas competiciones. En el WorldSBK, la solución era la entrada de un nuevo trazado, el Autódromo de Most, a finales del mes de abril de este 2021, justo antes de dar comienzo a la temporada.

Además de cubrir la baja del trazado australiano, el circuito de Most, a las afueras de Praga, ha servido como un gran reemplazo del trazado de Brno para la República Checa, que se vio afectado por una crisis económica que no pudo superar. Dijo adiós en 2018 y, tras dos temporadas en vacío, Superbikes ha vuelto al país este 2021 con un territorio por conocer. Sin embargo, parece que la experiencia no está gustando mucho a los pilotos del mundial.

Ninguno conocía la pista y, lo cierto, es que este viernes (donde Toprak Razgatlioglu ha sido el más rápido) ha servido como primera toma de contacto para muchos. No es el caso, por ejemplo, de Scott Redding, el único piloto de la parrilla que sí ha tenido ya la oportunidad de realizar un test privado en el circuito checo con una Ducati Panigale V4 R el mes pasado. Y, lo cierto, es que sus sensaciones no han sido del todo buenas.

Redding, el más crítico de la parrilla

El Autódromo de Most nunca antes había albergado un evento de este calibre, es decir, ninguna competición a nivel mundial, ni de dos ni de cuatro ruedas. Por lo tanto, es cierto que el nivel de seguridad no está a la altura que los grandes circuitos del Mundial de MotoGP o WorldSBK lo que, en vista del año de tragedias que lleva el motociclismo, ha levantado el crispamiento y la polémica de algún que otro piloto. El primero en hacerlo ha sido Redding, quien apunta que este trazado no está listo ni para albergar una prueba de British Superbike (BSB) por su falta de escapatorias en sus 4,212 km. “No es digno de WorldSBK”, decía este jueves tras sus primeras impresiones.

"Hay dos lugares en los que es muy peligroso, en los que se va a gran velocidad y no hay mucha escapatoria hasta las barreras. Incluso aunque haya una air fence allí, no va a hacer mucho”, criticaba el piloto británico que, a la vez, admitía que el trazado “es muy bonito”, pero que el asfalto “está completamente destrozado en la primera curva y no tiene absolutamente nada de agarre”. Por lo que la lluvia tampoco será un grana liado este fin de semana. De hecho, Redding indicó que “será un gran problema” si está mojado, aunque “el resto de la pista es buena, fluye muy bien”. “No está hecho para la velocidad y el nivel que estamos teniendo”, zanja el de Ducati, no sin antes añadir que le daba “un poco de miedo”.

Unas críticas que, una vez rodado con las Superbikes este viernes, fueron mayores: "Esto no es un campeonato nacional y necesitamos altos niveles de seguridad. Necesitamos normas de seguridad estrictas. Ni siquiera tenemos air vence en algunos de los tramos más peligrosos, y eso es inaceptable".

Cumbre de pilotos

Y, la verdad, es que después de esta jornada de entrenamientos el viernes, muchos otros pilotos del WorldSBK no tardaron en apoyar sus críticas. Sobre todo ante la inminente llegada de la lluvia. Los muros cerca del asfalto y la falta de escapatorias fueron las principales críticas entre los competidores, no solo para condiciones de mojado, sino que ya en seco podrían suponer una gran desgracia. “¿La seguridad? Prefiero no comentar”, indicaba Jonathan Rea, líder del Mundial de Superbikes, al acabar la jornada en Most.

De hecho, el de Kawasaki fue uno de los pilotos que decidió no salir a pista en condiciones de lluvia. La intención era evitar riesgos, al igual que decidieron pilotos como Tito Rabat, Chaz Davies, Scott Redding o Michael Rinaldi, a quienes se les vio hablar antes de la FP2. Otros, como Álvaro Bautista, recalcan el mal estado del asfalto al final de la jornada: "Es un circuitos bastante rápido, excepto la primera chicane, que es la única parte que no me gusta porque es muy estrecha y el asfalto está bastante bacheado y desgastado".

De hecho, según adelanta Motorsprint, el tema de la seguridad en Most ya se habría hablado en una reunión con la organización este pasado jueves. Y es que, el trazado checo seguirá siendo parte de WorldSBK los próximos cinco años por lo que las mejoras de seguridad serán, sin duda, necesarias.