F1 | HUNGRÍA

Verstappen vuelve a la carga contra Hamilton

"Esto demuestra como es cada uno", zanja el piloto de Red Bull. Hamilton pasa por alto el incidente de Silverstone: "Ya se dijo todo lo que hacía falta".

Hungaroring
0
Max Verstappen (Red Bull). Hungaroring, Hungría. F1 2021.
Florion Goga

Silverstone ya es historia. Pero las consecuencias de lo que allí sucedió, el choque de Verstappen a 51G y 280 kilómetros por hora después de un toque de Hamilton en la primera vuelta, siguen a la orden del día. El resto de pilotos lo pasaron por alto, no quieren entrar en una guerra que no es la suya, pero Max Verstappen reapareció sensiblemente molesto, fue duro en la rueda de prensa de la FIA: "Lewis me llamó por teléfono. No entraré en detalles. Hablamos. Cuando un piloto está en el hospital y el otro está celebrando con la bandera después de empujar a un piloto y que choque a 51G, eso es irrespetuoso. Eso demuestra cómo es cada uno, a mí no me hubiera gustado que me vieran de esa manera. Yo no habría hecho eso".

El neerlandés confiesa que tuvo "dolor durante los dos días posteriores al accidente", pero que ha mejorado y entrena "normal, más duro que nunca". Sobre la maniobra, puntualiza: "No hice nada malo, me defendí duro pero no fui agresivo, podría haberle cerrado por el interior y le di espacio. No hay mucho que pueda hacer. La gente dirá que soy un piloto agresivo, yo no lo creo, compito duro pero sé bastante bien cuál es la posición de mi coche. No tengo puntos de penalización, eso ya dice algo". Y pide más sanción, como su equipo, que forzó una segunda vista con los comisarios de Inglaterra sin muchas esperanzas. No hubo cambios en la decisión. "Si sacas a tu principal rival, a la velocidad a la que íbamos y con la ventaja que tenemos en carrera, una penalización de 10 segundos no hace nada. Debió ser mayor".

El piloto de Red Bull aún es líder del Mundial con ocho puntos de ventaja sobre Hamilton. Sigue siendo el máximo favorito con un RB16B que debe ser mejor que el Mercedes en la pista magiar. "Venimos, como equipo, a ganar esta carrera. Espero que sin sacar a nadie fuera de la pista", sostiene ‘Mad Max’. Una pulla para despedirse.

"Me habían dicho que Max estaba bien..."

En el otro frente, Hamilton se hizo el sueco: "Todo lo que hacía falta decir se dijo después de la carrera”. Si celebró tan efusivamente en Gran Bretaña fue porque, asegura, no era consciente de la situación de Verstappen: "Me habían dicho que estaba bien y no sabía que estaba en el hospital. Ninguno de nosotros quiere ver a otro piloto en peligro. Hablé con Max después de la carrera para saber si estaba bien y para decirle que el respeto sigue ahí. Pero es mi gran premio de casa, trabajamos durísimo para lograr ese resultado y era un momento único, con el público allí. Las emociones eran intensas y no las voy a esconder". ¿Por qué no le dio más espacio? ¿Por qué hizo esa maniobra? "Puedo explicarlo, pero no voy a hacerlo. Llevo más de 20 años corriendo, sé cómo se adelanta". Este fin de semana, otro asalto.