RALLYS

Seat celebra las bodas de plata de su primer título mundial

La firma española consiguió en 1996 la primera de sus tres coronas en el Campeonato del Mundo de Rallys.

0
Seat celebra las bodas de plata de su primer título mundial

Parece que fue ayer, pero han pasado 25 años. Se cumplen las bodas de plata del primer título de Seat en el Campeonato del Mundo de Rallys con el Ibiza Kit Car. El modelo español, con su inconfundible color pistacho, irrumpió en la contienda consiguiendo el triunfo en la categoría de 2 Litros. Un éxito que posteriormente se repitió en las dos siguientes temporadas, paso previo al salto a la categoría máxima y los posteriores títulos en el Mundial de Turismos.

La compañía decidió competir en el Mundial 18 años después de su anterior gesta: el podio de Antonio Zanini en el Rally de Montecarlo de 77. En 1995 corrieron algunos rallys como preparación para la siguiente temporada, la del asalto al título. La de 1996 fue una campaña muy peleada para el equipo de Seat Sport. Con Chus Puras y Erwin Weber como pilotos titulares, a lo largo del año se recabaron refuerzos, como el de Harri Rovanpera, para culminar el éxito en el RAC Rally de Gran Bretaña.

Tras lograr el triunfo en Portugal con Puras, y numerosos podios a lo largo del año, a la cita final británica Seat llegaba disputándose el título frente a Skoda, que también se había reforzado con pilotos de la talla de Stig Blomqvist. La lucha duró hasta el último tramo, en el que, gracias al resultado de Rovanpera, que finalizó tercero, se culminó la gesta. Por primera vez una marca española conseguía un título mundial de rallys.

Las dos siguientes temporadas se repitió el éxito de manera arrasadora, ya con el Ibiza Kit Car decorado en amarillo, lo que dio el impulso a la marca para dar el salto a la categoría máxima. De los rallys se cambió a los circuitos, donde sumaron dos nuevas coronas mundiales en 2008 y 2009, cediendo más recientemente el testigo a la nueva marca que engloba el mayor espíritu deportivo, Cupra.