MOTO3

El Mundial de Moto3 se aprieta el cinturón

Una nueva reglamentación técnica de la categoría pequeña apunta a la contención del gasto ya desde la próxima temporada.

El Mundial de Moto3 se aprieta el cinturón
LLUIS GENE AFP

No son tiempos para derroches. Lo saben los fabricantes, los equipos y el promotor del Mundial de velocidad. Y eso por ello que la Comisión de Grandes Premios, en la que participan todos los implicados en el certamen, ha tomado una serie de medidas para su aplicación a partir de 2021 que apunta a una mayor contención del gasto en Moto3.

Una filosofía especialmente importante en la categoría de acceso a los grandes premios, en la que la igualdad mecánica resulta esencial y los presupuestos ajustados imprescindible para la supervivencia de las escuderías. De este modo, la especificación de motocicleta presentada para 2021 se mantendrá inalterada hasta 2023, inclusive. Tres años de estabilidad técnica en la que el precio máximo del chasis completo no podrá superar los 85.000 euros.

En cuanto a los motores, los fabricantes facilitarán a los equipos un máximo de seis unidades (que pueden ser solo cinco si así se elige) por piloto y temporada, a un precio de 60.000 euros. En este importe se incluyen tres cajas de cambio por equipo de dos pilotos, aunque se podrán alquilar otro par de ellas más adicionales a un precio de 2.500 euros cada una.

Otra novedad importante es que se definirá por los fabricantes lo que se considera un uso adecuado de los propulsores por parte de los pilotos y equipos. Con ello se pretenden evitar reconstrucciones innecesarias de los mismos durante la temporada, ya que si se comprueba que se ha cometido una negligencia con el motor se cobrarán al margen los gastos derivados de esa actuación.

Temporadas siguientes

Ya en 2024, la homologación de las Moto3 será para un periodo mínimo de dos años, que podrían llegar a tres tras una evolución de la Comisión de Grandes Premios durante la primera temporada.

Para facilitar el trabajo de los diseñadores, solventado problemas de base que puedan surgir, durante el primer año se autorizará la modificación de uno de los siguientes componentes: carenado, guardabarros delantero, chasis, basculante y motor.

El elemento actualizado deberá estar disponible de forma gratuita y simultanea para los pilotos de la marca.