F1 (BAKÚ) | LIBRES 3

Error de novato del líder

Verstappen se va contra las protecciones y se pierde el ensayo general de la clasificación. Gasly fue el más rápido, Sainz fue quinto y Alonso, séptimo.

Azerbaiyán
Max Verstappen (Red Bull RB16B). Bakú, Azerbaiyán. F1 2021.
OZAN KOSE

El líder se fue contra el muro en los últimos entrenamientos libres, se perdió la parte más importante de la sesión y ahora llega a la lucha por la pole corto de vueltas rápidas en un circuito de pura confianza. Max Verstappen se fue largo en la Curva 15 igual que hizo Charles Leclerc el día anterior. En este caso, el holandés cruzó más el Red Bull, porque intentó trazar, y dañó ligeramente el alerón delantero.

El coche no tiene problemas y su participación en la clasificación no está en duda. De hecho, si los comisarios le hubieran echado un cable en forma de leve empujón, podría haber llevado el coche hasta el garaje para retomar el trabajo. Pero es un error de novato del líder del Mundial que deja coja su preparación este fin de semana. En los Libres 3 los accidentes están prohibidos. 

El más rápido en el ensayo general fue Pierre Gasly con una gran vuelta al volante del Alpha Tauri, aunque el favorito por ahora es Checo Pérez, segundo. Lewis Hamilton fue tercero aprovechándose de un rebufo gigante en la recta de Bakú, pero las sensaciones en Mercedes siguen siendo malas a unas pocas horas de la Q1. Sin ir más lejos, Bottas fue 13º.

Hubo incidentes, toques con las protecciones, paseos por las escapatorias, una bandera roja por Max y varios coches de seguridad virtuales. El último, cuando se paró el Williams de Russell. Mientras tanto, Ferrari sigue delante (Leclerc fue cuarto y Sainz, quinto), aunque McLaren se acerca peligrosamente (Norris, sexto) a la espera de encender su motor Mercedes en clasificación. La mejoría de Alonso también se refrenda: séptimo con el Alpine, Ocon fue noveno. Si cuajan un buen sábado, aciertan con el tráfico, trabajan los rebufos y los pilotos están inspirados, la Q3 debe ser un objetivo fácil para ambos. Pero en Azerbaiyán, todos esos factores externos pueden saltar por los aires en cualquier momento.