MOTOGP | GP DE PORTUGAL

Marc Márquez: "Me he vuelto a sentir piloto"

"Ha habido un momento en el que me he venido arriba, pero ha venido el hombre del mazo y me ha dicho que hasta ahí y que acabara la carrera", dice.

0
Marc Márquez: "Me he vuelto a sentir piloto"
PATRICIA DE MELO MOREIRA AFP

La Prensa española recibió a Marc Márquez con un sonoro aplauso cibernético y vítores en reconocimiento a su gran esfuerzo durante los nueve meses que ha estado de baja y a su excelente reaparición con el séptimo puesto en el GP de Portugal de MotoGP.

-¿Puede explicar sus emociones?

-Estoy muy feliz de cómo ha ido el fin de semana y de volverme a sentir piloto, que hacía nueve meses que estaba luchando para ello y hoy, de otra manera, me he vuelto a sentir piloto. Aún no pilotando como quiero, pero sí que consiguiendo lo que más deseaba, que era pilotar una MotoGP. Antes de empezar a hablar, agradecer a toda la gente que ha estado detrás, empezando por los doctores, por Honda, por la familia, amigos, fisio... Me dejaría a mucha gente. Ellos saben lo que me han aguantado y lo que me han ayudado. Así que contento. Ha sido un fin de semana de emociones. Mentalmente me he liberado y cada vez que lo pienso se me entrecorta un poco la voz, pero es que ha sido bastante duro. Incluso al cabo de unas horas, no me he podido aguantar con vuestra compañera Izaskun y se me han vuelto a saltar las lágrimas. Si tuviese una rueda de prensa normal ahora me volvería a pasar, pero así (virtual) estoy aguantando. Ha sido emocionante lo que me ha pasado al llegar al box. No he llorado por dolor  ni por cansancio ni nada. Simplemente, explosión de emociones y espero que sea el inicio de la vuelta a mi normalidad.

-¿Qué tal ha ido físicamente?

-Tenía el temor de no acabar la carrera, pero no entraba en mi cabeza. El punto clave ha sido aceptar las primeras vueltas, que me pasaran, que entre comillas abusaran, porque no era mi sitio y no estaba  jugando ahora a mi nivel. Me he recolocado y aceptar eso ha sido la clave para acabar la carrera. He cogido mi ritmo, aunque ha habido un momento en el que me he venido arriba, haciendo vueltas buenas y cogiendo a los de delante, pero ha venido el hombre del mazo y me ha dicho que hasta ahí y que acabara la carrera, porque no había control. Es un punto importante aceptar que no se puede y que ya llegará el momento.

-¿Ha sentido miedo en algún momento del GP?

-Miedo no, porque ya se vio cómo salí al FP1 el viernes, que es cuando me sentí mejor. Luego físicamente he ido a peor porque me iba desgastando. Honestamente, cuando ves la caída de mi hermano delante y la de Martín, pues te viene a la cabeza y te dices: "Quieto. Esto te puede hacer daño como ya me he hecho". Pero no he sentido miedo porque de sentirlo no puedes pilotar como he pilotado. Honestamente, no he entendido cómo he sido capaz de rodar rápido, porque en ningún momento he sentido la moto, pero salía solo y bien. Al final de carrera sí he sentido una limitación de que no podía, pero quedaban siete vueltas y había que terminar.

-De cara a Jerez, ¿se va a empezar a preocupar ya más por la moto que por usted?

-La mayor limitación del resultado es mi físico y no he podido exprimir la moto como me gustaría, pero ya este fin de semana, el sábado por la tarde, hicimos unos cambios para adaptarla a mi estilo de pilotaje. Y un dato importante que nos ayudará muchísimo es que era la primera vez que rodaba con una MotoGP en esta pista y no teníamos datos ni referencias de mi estilo de pilotaje. A Jerez ya iremos a un circuito que conocemos bien mi puesta a punto y eso ayudará. Hoy también ha sido una carrera rápida, mucho más rápida que la del año pasado. Esto no me ha ayudado. Tenía la esperanza de que fuera más lenta, para poder sacar la cabeza, pero no ha sido así. Ellos sabían lo que tenían que hacer y por eso han tirado desde el principio y ha habido tantas caídas de pilotos que no suelen caer. Se iba al límite. Esperemos dar otro paso en Jerez y poco a poco acercarnos a los puestos de cabeza.