MOTOGP | DR. COSTA

"El tiempo de valentía se ha terminado para Márquez"

El doctor Costa asegura que ahora la prudencia es "una virtud" y aunque no cree que la situación mejore mucho para Portugal, "Marc volverá más fuerte que nunca".

Márquez durante un shooting con el Repsol Honda
Twitter Marc Márquez

“Márquez lo ha probado todo y ha intentado hasta el final correr en Qatar”. El titular que deja el que será su sustituto, Stefan Bradl, durante al menos las dos primeras carreras de la temporada, demuestra una vez más como la personalidad del octocampeón se ha mantenido intacta pese a una temporada de ausencia. Sin embargo, la realidad es mucho más compleja que la ambición de un piloto que quiere volver a ganar y ahora, ha llegado el momento en el que "el coraje debe dar paso a la prudencia", como resalta el doctor Claudio Costa, creador de la Clinica Mobile en el Mundial, en GPone. 

Lo que en plena lucha por un campeonato podría interpretarse como una carencia, en la situación de Marc se entiende ahora mismo como "una virtud". "El tiempo de valentía se ha terminado para Marc" y el piloto del Repsol Honda ya dejó claro después de un primer error que no forzaría su regreso y esperaría el visto bueno de los médicos, como demuestra su ausencia en las dos primeras pruebas de la temporada. Por lo que la ansiada vuelta del octocampeón tendrá que esperar, al menos, hasta la primera cita que se celebrará en Portugal el próximo 18 de abril.

La siguiente revisión que pasará Márquez será el lunes de esa semana de gran premio (12 de abril) y en opinión de Costa, "en dos semanas la situación no cambiará mucho". "Habrá más tiempo de consolidación para el hueso, pero el pronóstico inicial era de seis meses y solo han pasado cuatro", recuerda el italiano, invitando de nuevo a la prudencia tras una tercera operación que “podría haberse anticipado cuando Marc no regresó en Misano o Aragón”. "Ahora no estaríamos hablando de cuándo se producirá el regreso de Marc", afirma el doctor.

Una rareza

Sea como fuere, la realidad ahora es que Márquez se perderá las dos primeras citas de una temporada en la que el ilerdense aseguró que en lugar de buscar el Mundial, se centraría en reencontrar de nuevo su mejor versión. Cuesta creer que un piloto que ha derrochado ambición sobre el asfalto se descarte a las primeras de cambio, pero un año parado por una fractura que "es una rareza en el motociclismo", como destaca Costa, ha encontrado la versión más madura del piloto del Repsol Honda: "En 2020 aprendí que carreras hay muchas, pero cuerpo solo uno".

Una vez supere este bache, el italiano está convencido de que “Márquez, si tiene un déficit en el brazo tras la recuperación, lo usará para encontrar recursos. Encontrará una nueva fortaleza en sí mismo y eso le hará ser más fuerte que antes, podríamos decir que serán las heridas del héroe", enfatiza el doctor Costa, sobre la condición de un piloto al que todavía le quedan muchos años de gas y una ambición intacta que ni siquiera una lesión ha podido mermarle. Porque cuando Marc vuelva, saldrá de nuevo a por todas como lo hizo Mick Doohan para enlazar cinco títulos consecutivos. Y esa es la razón por la que ahora prima en él la prudencia.