F1

Diluvio de millones para McLaren por la crisis de la COVID-19

Los británicos están muy cerca de vender la fábrica de Woking a Texas Pacific Group para mitigar el agujero económico que ha provocado la COVID-19.

Nueva inyección de 210 M€ a McLaren para un total de 951
McLaren

350 millones de euros en marzo del fondo de riqueza soberana Mumtalakat de Bahréin, TAG Group y Michael Latifi, 175 millones de euros en junio del Banco Nacional de Bahréin y 216 millones de euros en diciembre de MSP Sports Capital, cifra que debe aumentar hasta los 653 millones de euros antes de 2022. Estas son las tres inyecciones de capital que ha recibido McLaren en el último año para mitigar la grave crisis económica que ha provocado la COVID-19 en las cuentas del fabricante británico, que en el primer trimestre de 2020 rozaron los 200 millones de euros de pérdidas.

Unos cuantiosos ingresos que podrían aumentar antes de finalizar este mes hasta acariciar casi los 1.000 millones de euros con la venta de la fábrica de Woking (Surrey (Inglaterra)) a Texas Pacific Group por 210 millones de euros. Según informa 'Sky News', la firma estadounidense de capital privado está negociando los últimos términos del lease back (fórmula financiera mediante la cual una empresa traspasa activos de su propiedad a un inversor externo que a su vez le vuelve a ceder este bien, en arrendamiento, junto con una opción de compra que se puede ejecutar al final de contrato) que pretenden realizar los altos dirigentes de la marca del Reino Unido, junto a Goldman Sachs y HSBC, para refinanciar su deuda a corto plazo.

La venta de Woking podría cerrarse antes del 31 de marzo

Con una apariencia redonda, la sede de Woking fue diseñada a principios del 2000 por el célebre arquitecto Norman Foster. Inaugurada en 2004 por David Coulthard y Kimi Raikkonen, engloba una superficie total de 50 hectáreas donde sobresale la presencia de un lago artificial, cuya agua se transforma en energía para hacer funcionar el túnel del viento o enfriar los diversos componentes electrónicos que se necesitan para fabricar un monoplaza de Fórmula 1.

Fundada en 1992 por David Bonderman y Jim Coulter, TPG es una firma de inversión global con sede en San Francisco, California y Fort Worth (Estados Unidos) que cuenta con 85.000 millones de dólares (71.440 millones de euros) en activos bajo su administración repartidos por todo el mundo como Continental Airlines, Par Pharmaceutical, Uber o Airbnb.