SUPERBIKE

Ana Carrasco, lista para la moto

La murciana se subirá de nuevo a su Kawasaki Ninja 400 el miércoles en Montmeló cinco meses después de fracturarse dos vértebras en un test.

Ana Carrasco.

Ya pudo subirse a una moto de nuevo hace un par de semanas, apenas una hora después de que su médico le diera el visto bueno tenía puesto el casco, pero el plato gordo de verdad le espera a Ana Carrasco el miércoles en el Circuito de Barcelona-Cataluña. Porque volverá a subirse a su Kawasaki Ninja 400, su montura del Mundial de Supersport 300, cinco meses después del accidente que sufrió con ella en un test en Estoril en el que se fracturó dos vértebras. La murciana ha ido informando en sus redes sociales de su recuperación y ya está lista para prepararse de cara a la temporada.

"Por supuesto que me siento muy feliz de estar de vuelta en la moto, ¡cinco meses me han parecido cinco años! Me encanta pilotar, así que regresar con mi equipo es para mí la situación perfecta. Estoy motivada y feliz", declara Ana. Mientras ella se recuperaba de su grave lesión, lo cual ha hecho en tiempo récord gracias a su fuerza de voluntad y a su trabajo, su equipo, el Kawasaki Provec, ha estado preparando la moto para tenerla a punto en cuanto la piloto estuviese a punto para trabajar con ella. Y eso es lo que harán mañana en un test en Montmeló.

"He estado escuchando mucho a mi médico y me ha dado el OK para pilotar. Estoy emocionada de estar 'lista para la moto' y volver a mi Ninja 400 para las pruebas de invierno. Ahora es el momento de que mi Ninja y yo volvamos a ponernos en forma. Tengo un gran equipo que me apoya y muchos buenos deseos de los aficionados cuando me estaba recuperando. Mi cabeza está en un lugar positivo y muy pronto espero volver a estar completamente en forma", asegura. Tiene tiempo para hacerlo antes del inicio del Mundial el 9 de mayo, precisamente en Estoril.