FÓRMULA 1 | RICCIARDO

"Sainz y Alonso serán rivales de McLaren esta temporada"

Ricciardo habló con los medios tras la presentación del McLaren MCL35M. "Firmé tres años, no tengo nada que esconder, y es tiempo suficiente para ganar".

Daniel Ricciardo (McLaren). F1 2021.
McLaren

"No me veo, pero supongo que estoy en directo", dijo el fichaje en la conexión Zoom, y le respondió su nuevo compañero de equipo, Norris: "Estás radiante, Daniel". La primera participación de Daniel Ricciardo (Australia, 31 años) como piloto de McLaren ante los medios de comunicación tuvo una presentación a la altura… de su fama como bromista. Con siete victorias en la F1, Ricciardo se enfrenta a un enemigo habitual de los pilotos: las decisiones. Dejó Red Bull, dejó Renault, recala en McLaren. Tres coches en cinco años. Si acierta, volverá a ganar. Si falla, su elección pesará. Sobre eso charló con los periodistas en un encuentro virtual. Además, este martes se subió al MCL35M en Silverstone por primera vez durante un filming day.

—Tiene casi 200 grandes premios de experiencia pero ahora es el nuevo, ¿qué puede aprender de Norris?

—Es divertido, aquí soy el piloto con más experiencia en la F1, pero Lando tiene más experiencia que yo en McLaren. Hay aspectos que puedo aprender de él relativos a la integración en la familia McLaren. Siempre que tienes un compañero hay algo que aprender, ya sea por la ética del trabajo o por la técnica. Confío en mis posibilidades, pero también soy abierto y si veo algo de Lando que pueda utilizar para mejorar, lo haré. Lando y yo tenemos un enfoque similar, a los dos nos encanta nuestro trabajo y no nos da miedo mostrarlo. La combinación es buena, pero la competición en la pista será dura, peleada

—¿Cómo ve la rivalidad entre McLaren en Ferrari en 2021?

—El año pasado había rivalidad contra casi todos los equipos. La mayoría acabaron con podios, así que hay una pelea más intensa. Mercedes está delante y el resto intentamos acercarnos. Ya sea Ferrari, u otro equipo, será intenso. Tienen a Carlos, que estaba en McLaren. Pero cualquier equipo puede tener opciones de podio otra vez. Espero que mi motivación y experiencia jueguen un papel importante.

—¿Espera que Sainz, a quien sustituye, y Alonso, su relevo en Alpine, sean rivales? ¿Y se ve usted en el podio este año?

—Sí, a las dos preguntas. Tengo la ambición de estar en el podio con McLaren. Lo hicieron el año pasado y yo mantengo que se puede hacer este año, aunque no será tan sencillo. Carlos y Fernando serán rivales, de equipos diferentes. Conozco bien Renault y también lo espero de Carlos en Ferrari. Al mismo tiempo me parece emocionante que Fernando esté de vuelta en la Fórmula 1.

—¿Cuál es su objetivo en McLaren? ¿Cuánto tiempo firmó?

—Lo diré, no tengo nada que esconder. Son tres temporadas. (Hasta ahora, según la versión oficial era 'un contrato plurianual'). Tiempo suficiente para que esto funcione. Cuando hablé con McLaren en 2018 aún no estaban Andreas (Seidl) ni James Key. Aún intentaban recomponer su estructura y ya lo han conseguido. Yo soy una pieza del puzle. Aún estoy esperando a subirme al coche, pero parece el lugar correcto.

—¿Por qué apuesta por McLaren?

—Irme de Red Bull o de Renault era lo que creía correcto en cada momento, nunca sabes con certeza lo que sucederá. Venir a McLaren, ante el cambio de reglas, también es correcto. La próxima era de la Fórmula 1 puede alterar el orden de la parrilla y por lo que sé, hasta ahora, me emociona estar en McLaren. Andreas dirige este barco en la buena dirección. Ya trabajé con James Key en Toro Rosso, en 2013, y me alegra volver a hacerlo. Se están expandiendo, hacen lo necesario para luchar por títulos. Vamos a por ello.

—¿Qué le parece más difícil cuando cambia de equipo?

—Lo más difícil es encajar. Integrarte, no sólo como piloto sino entre los ingenieros, en las reuniones de estrategias y demás. Ya he tenido muchas reuniones en Woking, no sólo con mi ingeniero sino con todo el equipo de carreras. Más que ser el piloto, lo importante es sentirse escuchado e integrado. Y también lo más difícil.