MOTOGP

Ducati se quita 15 años

La fábrica de Borgo Panigale se presenta con Miller (26 años) y Bagnaia (24) como sus nuevos pilotos oficiales. Sustituyen a Dovizioso (casi 35) y Petrucci (30).

Ducati se quita 15 años
Ducati

Clara apuesta por la juventud la de Ducati para esta temporada en MotoGP, que arrancará el 28 de marzo en Qatar. El cambio de cromos llevado a cabo en el box oficial rojo respecto al año pasado le ha permitido a la casa de Borgo Panigale quitarse 15 años de encima de un plumazo. Normal que la escuadra roja haya lucido bien fresca y juvenil en la presentación que acaba de hacer, vía vídeo, con Jack Miller y Francesco Bagnaia como su nueva pareja de pilotos oficiales, dispuestos ni más ni menos que a darle a su fábrica “el título de pilotos y el de constructores”. “Hay que devolver a casa el título de campeones 14 años después”, ha concretado Miller.

Entre el australiano y el italiano suman 50 años de edad, mucho menos que los 65 que acumularían entre Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci de haber continuado juntos esta temporada en el box oficial Ducati. Miller nació el 18 de enero de 1995, con lo que acaba de cumplir los 26, y Bagnaia lo hizo el 14 de enero de 1997, con lo que en su caso acaba de hacer 24 añitos. Unos chavales con una dilatada experiencia ya en el Mundial y en la clase reina. Miller llegó a ella directamente desde Moto3 en 2015, con lo que está ante su séptima temporada. Y Bagnaia dio el salto en 2019, como flamante campeón de Moto2.

Ambos han mostrado en ese vídeo de presentación una sonrisa que por momentos no les cabía en el rostro, apoyados en todo momento entre otros por Claudio Domenecali, CEO de Ducati, y Gigi Dall’Igna, el director general del ejército rojo. El primero ha dejado claro que, pese a la juventud de su nueva pareja, “Ducati confía en su experiencia para llevar a la Desmosedici de 2021 a las mejores posiciones”, y el segundo saca pecho por sus pilotos y por su moto, al punto que reconoce que “es un gran cumplido que los japoneses copien cosas de Ducati”. Por ejemplo, el spoiler trasero que tanto dio que hablar en los inicios de la temporada 2018. O las alas para agarrar mejor la rueda delantera sobre el asfalto, algo en lo que también fueron los primeros y que hoy todas las marcas incorporan.

En cuanto a sus pilotos, el afamado ingeniero le pide a Miller que empiece el curso 2021 tal cual acabó el 2020, porque le encantaron sus dos últimas carreras. “Tienes que empezar como acabaste el año pasado”, le dice directamente antes de contar a cámara cuál ha de ser el siguiente paso del australiano: “Jack es un piloto con un talento increíble. Sus dos últimas carreras fueron buenísimas y ahora debe entender que es un piloto que puede luchar por el Mundial, y para eso hay que aprender a saber conformarse a veces en lugar de arriesgar siempre”. Y en cuanto a Pecco, el italiano destaca de él que “sabe sacarle el límite al neumático delantero como ningún otro piloto”.

"La moto es bellísima. El mono también es precioso. Tanto rojo es un espectáculo. Ducati es la marca que siempre ha estado presente en mi familia"

Francesco Bagnaia

Respecto a la moto, la Desmosedici GP21, destaca la aparición en grande en el carenado de Lenovo, marca de ordenadores, como patrocinador principal del equipo, y a nivel técnico es muy similar a la GP20 por la congelación para ahorrar dinero, aunque Gigi intentará sacarse algún as de la manga. “Con los motores congelados, habrá que trabajar en la parte ciclo y de aerodinámica para llegar los más preparados posibles a la primera carrera. No puedo decir que sea la mejor moto de la parrilla, pero sí que es una moto que le permitirá a nuestros pilotos lograr resultados importantes”, asegura sin tener muy en cuenta, o quizá sí y lo hace para poner nerviosa a la competencia, que la aerodinámica está tan congelada este año como el motor.

“Miller es un piloto con un talento increíble y debe entender que puede luchar por el Mundial, y para eso hay que aprender a saber conformarse a veces"

Gigi Dall'Igna

Rematando con los pilotos, destaca en la presentación lo fascinados que quedaron al encontrarse con sus motos ya con sus dorsales y los colores definitivos. “Esto es un gran sueño hecho realidad y es muy extraño ver mi número en esta moto y todo rojo”, decía Miller. Y Bagnaia, por su parte, tampoco da crédito ante la oportunidad que se le presenta: “La moto es bellísima. Todo esto es increíble. El mono también es precioso. Tanto rojo es un espectáculo. Ducati es la marca que siempre ha estado presente en mi familia y la primera moto que vas a querer siendo niño. Mi sueño siempre fue llegar a MotoGP con una Ducati y lo conseguí, y ahora tengo la oportunidad de correr en el equipo oficial, que es lo máximo a lo que se puede aspirar”.

“Soy piloto oficial de la marca con la que triunfaron Bayliss y Stoner. Llevar estos colores en un gran honor y tenemos que lograr lo que lograron ellos"

Jack Miller

Y por último una declaración de intenciones de Miller y de lo que se puede esperar de él a partir del 28 de marzo: “Cada vez me siento más fuerte y ahora soy piloto oficial de la marca con la que triunfaron mis compatriotas Bayliss y Stoner. Llevar estos colores en un gran honor y tenemos que lograr lo que lograron ellos en el pasado. Nuestro objetivo es ganar el título de pilotos y también el de constructores”. El segundo ya lo ganaron el año pasado. El primero sólo lo ha conquistado una vez Ducati. Fue en 2007, con Stoner. Ahora Miller quiere emularle y Bagnaia también está por la labor. Que nadie se sorprenda si triunfan porque avisan de sus intenciones desde el principio.