FÓRMULA 1

Carlos Sainz descifra el Ferrari

El segundo día de test en Fiorano con el SF71H de 2018 sirvió para trabajar con diferentes reglajes y acostumbrarse al comportamiento del coche.

En un día triste para el automovilismo español, Carlos Sainz sigue afianzando sus pasos en Ferrari. Este jueves completó su segunda sesión de test, en esta ocasión solo matinal superando las 50 vueltas con el SF71H de 2018 en el circuito de Fiorano. El objetivo, cuentan fuentes presentes, era claro y sencillo: dar vueltas, muchas, y acostumbrarse al coche y a los mensajes del equipo. Lo importante es que todo salió según el plan previsto. Por la tarde se subió Mick Schumacher, que repetirá el viernes junto con el probador Callum Ilott.

En esta jornada trabajó con más profundidad los cambios de reglajes para sentir, por ejemplo, las diferencias en el comportamiento del monoplaza jugando con las alturas, alerones o diferentes configuraciones. La tabla de tiempos es confidencial y tampoco hay un número de vueltas. En cualquier caso, la competitividad del madrileño está fuera de duda y desde sus primeras vueltas estuvo a la altura de Charles Leclerc. Ya lo dijo el monegasco: "No le he tenido que dar ningún consejo, si es piloto de Ferrari sabe lo que hace".

Carlos Sainz, en Fiorano.

"No es el coche de 2021"

"Es un test que me ayudará a adaptarme a la escudería lo antes posible. No es el coche de 2021, las sensaciones cambiarán cuando lo pueda probar, pero con este coche de 2018 puedo probar el volante, algunas salidas, procedimientos que un piloto de F1 tiene que aprender, y también conversar con mi ingeniero en la radio. Poder trabajar con todos los mecánicos e ingenieros", explicó el piloto sobre sus primeras vueltas con el Ferrari.

Se terminó el trabajo en el asfalto al menos hasta los test de pretemporada, del 12 al 14 de marzo en Bahréin y dos semanas antes del primer gran premio de 2021, también en Sakhir. Durante febrero, aparte de los esfuerzos en la fábrica, se espera algún tipo de acto mediático para presentar oficialmente al equipo, aunque Binotto ya adelantó que el SF21 no llegará hasta los entrenamientos. Aunque la base sea el SF1000 de 2020, se ha rediseñado toda la parte trasera y el motor también es completamente nuevo, para corregir las debilidades del predecesor.