DAKAR | MOTOS | ETAPA 10

Honda se frota las manos

Tiene a tres pilotos en el Top 4 con Benavides líder, Brabec ganador del día y Barreda 4º a 15 minutos. Sunderland, el único superviviente de KTM.

Brabec con la Honda en el Dakar.
Ishaan Bhataiya Monster Energy Honda Team

El Dakar está en su recta final y cada día que pasa apunta más a una dirección. Y si hablamos de las motos, esa no puede estar más clara... Con la principal baza de KTM en el hospital después de que Price se rompiese la clavícula el martes, y con Sunderland como última arma disponible; y con la cantidad de problemas de motor que ha tenido Yamaha emulando a sus hermanos de MotoGP, el último con el cambio de Van Beveren que le costó 15 minutos de penalización; en Honda ya se vuelven a frotar las manos.

Muy mal se les tendría que dar para no repetir la victoria del año pasado y conservar la hegemonía en el desierto, de hecho, rematadamente mal. La marca del Ala Dorada no podría tener la carrera más atada con tres pilotos oficiales dentro de las cuatro primeras posiciones y en 15 minutos de distancia. Ahora, es cuestión de ver quién es el mejor de ellos este año y, viendo cómo se han apretado las cosas, lo puede ser cualquiera... menos Cornejo, que abandonó al conlcuir la etapa debido a un golpe importante.

El chileno se fue al suelo en el Km 252 de la especial de 342 kilómetros entre Neom y Al Ula y le costó unos valiosos minutos, poco menos de 18 en concreto, que fue los que perdió con Brabec, el ganador del día. Pero al llegar a meta, Cornejo se encontró mal y decidió abandonar tras ser evaluado por el equipo médico de la carrera. Más tarde, después de someterse a un escáner en el hospital de Tabuk, se confirmó que sufrió una conmoción cerebral. Debe permanecer 24 horas en observación y también se le hará una resonancia magnética, pero no perdió la consciencia.

Etapa 10 y General.

Una pena la baja del chileno porque, sin duda, estaba siendo uno de los mejores hasta el momento y, por supuesto, es una baja muy sensible para Honda. Mientras, su compañero californiano lograba su segunda victoria y está claro que ha pasado al ataque después de una primera semana en la que había pasado más desapercibido, aunque el vigente campeón todavía no ocupa la primera posición, ya que esa ha vuelto a manos de Kevin Benavides. El argentino, como al final de la quinta etapa, es líder pero con escasa ventaja respecto a su compañero estadounidense: 51 segundos.

El que queda, Barreda, es cuarto por detrás de Sunderland, la única KTM que sobrevive en esas cotas, pero también pegó un buen mordisco. Fue segundo del día y pasó de estar a casi media hora a situarse a 15, con lo que todavía puede permitirse soñar un día más. Santolino acabó a 15 con la Sherco y no se baja del Top 10, pero la fiesta está delante y en Japón ya empiezan a prepararla.