DAKAR | MOTOS | ETAPA 9

El día malo de Price era este

El australiano fue evacuado en helicóptero, como Luciano Benavides. Su hermano Kevin gana la etapa, Cornejo es más líder y Barreda cae a 29 minutos.

Toby Price con la KTM en el Dakar.
FRANCK FIFE AFP

El Dakar no entiende de sentimientos. Le da igual lo bien que hayas superado las pruebas a las que te ha ido sometiendo cada día, siempre tiene más preparadas, hasta la última duna del último día. Jamás hay que olvidar eso, pero, por si acaso, hay veces que te lo recuerda de golpe. Por desgracia, fue así con Toby Price. Con el neumático trasero cómo lo tenía, completamente rajado, logró el milagro de completar la trascendental etapa maratón. Había superado su mayor contratiempo, pero en la siguiente jornada llegó otro y fue definitivo...

El australiano sufrió una caída en el Km 155 cuando luchaba por la etapa y se lesionó el hombro y el brazo derecho. Dijo adiós al Dakar mientras un helicóptero le evacuaba al hospital de Tabuk. Ese no fue el único traslado que hubo que hacer... Más tarde, en el Km 242, fue Luciano Benavides, el hermano de Kevin, quien se golpeó y tuvo que ser llevado al mismo hospital con lesiones en un hombro. También venía a ritmo de los mejores. Y otro que tuvo que abandonar, aunque por avería en su moto, fue Ross Branch, que aguantaba en el Top 15 como mejor Yamaha.

Contados los abandonos, seguimos con una etapa que salió caprichosa. Porque mientras Luciano iba camino del hospital, su hermano se hacía con la victoria con su Honda. El argentino fue marcando el ritmo desde la mitad de la especial de 465 kilómetros y se impuso a su compañero Cornejo en meta por un minuto y medio pese a que llegó a tenerle a tres. Y es que el chileno encadenó un tercer día con un ritmo indomable con el que ha conseguido ser el único en escaparse en la general de motos: se va a 11 minutos del segundo que es, precisamente, Kevin.

Etapa 9 y General.

Dos pilotos Honda a los que se suman dos más en el Top 5 por detrás de Sunderland: Brabec y Barreda. Eso sí, el español está más lejos del líder de lo que estaba antes de empezar la novena etapa: perdió 13 minutos y se queda a casi media hora de Cornejo. Una distancia importante que se hará difícil de recortar si no hay contratiempos de por medio. Pero Joan tendrá que luchar hasta el final, como también lo hará Santolino para no perder esa posición en el Top 10 que mantiene aunque se dejase sobre 15 minutos más. Jornada de motos accidentada, y quizá decisiva.