F1 | ABU DHABI | LIBRES 2

Bottas prefiere a Hamilton

El finlandés manda en Abu Dhabi y está cómodo ante el regreso del campeón, que se perdió la última carrera por COVID-19. Sainz, 12º con McLaren.

Valtteri Bottas (Mercedes W11). Abu Dhabi, F1 2020.
GIUSEPPE CACACE

Quién lo diría, Bottas está más cómodo con Hamilton de compañero. Más vale malo conocido, el finlandés ya sabe que los viernes el campeón se los toma con calma, sobre todo después de pasar aislado y en la cama los últimos diez días para superar el COVID-19. Valtteri empezó con dos décimas de renta sobre el británico, pero habrá que esperar a ver cómo degeneran esas décimas durante el fin de semana en uno de los circuitos fetiche del siete veces campeón. Aquí se acaba el Mundial y a Hamilton le gustan los finales por todo lo alto. Si Bottas gana, enhorabuena. Y si pierde, es normal. El problema era que le ganase Russell, un novato encerrado de nuevo en el Williams. 

La ventaja sobre Red Bull no desaparece, aunque Verstappen fuese el más rápido por la mañana. Acabó el día a 0.7 de los coches negros y su compañero, Albon, a un segundo. La última pole del año será para Mercedes, salvo desastre, y la segunda línea será para Red Bull, salvo sorpresa. Con la tercera hay muchas más dudas, porque la igualdad en la zona media es inquietante: entre Norris, quinto, y Sainz, 12º, apenas había dos décimas. Los McLaren, Renault, Racing Point, Ferrari o Alpha Tauri aparecen todos en la misma película.

Yas Marina enamora como postal, pero su circuito rectilíneo de muy poco de sí. Los pilotos no pueden marcar diferencias y los adelantamientos se limitan al DRS. La última carrera de 2020 no será la más espectacular. Aunque el fin de semana pondrá la guinda a unos últimos meses de sobresaltos, debut inesperados, ausencias notorias y accidentes con final heroico.

En estos entrenamientos libres también hubo novedades: Mick Schumacher se estrenó en la primera sesión con el Haas, fue 18º. Anduvo por ahí Kubica, que pilotó el Alfa Romeo. Y Pietro Fittipaldi abandonó el farolillo rojo para cedérselo a Nicholas Latifi, de Williams. En el capítulo de infortunios mecánicos, Ricciardo tuvo un problema leve matinal con el motor, el Sauber de Raikkonen salió ardiendo y Checo Pérez será penalizado por cambio de motor.