FÓRMULA 1

Los pilotos de F1 piden respeto

La parrilla celebra el desenlace del choque de Romain y apuntan: "El halo le ha salvado la vida". Algunos critican las repeticiones. Steiner aún cuenta con él.

Mientras Romain Grosjean se recupera en el Hospital Militar BDF del accidente que sufrió en el GP de Bahréin, el resto de la parrilla se recupera del susto, del nudo en la garganta. El francés de 34 años ‘sólo’ sufre quemaduras en las manos, las radiografías no encontraron fracturas a pesar del fuerte dolor en un pie y en el paddock resuenan dos mensajes: primero el “milagro”, que haya sobrevivido a una sucesión de fatalidades, y luego el alivio, que las tecnologías y los dispositivos de seguridad, como el halo, hayan cumplido con su parte del trato.

Los pilotos se ponen en valor. "Sólo puedo dar gracias por que el halo haya funcionado y la barrera no le cortara la cabeza. Podía haber sido muchísimo peor. Nos recuerda, y espero que también a la gente que lo ve por televisión, que es un deporte peligroso", dijo Hamilton, muy consciente: "Con nueve años, gané una carrera en la que un niño perdió la vida, siempre he sido consciente de los riesgos que se corren". Verstappen sintió "mucho miedo" cuando vio "las llamas" y apuntó: "El halo le ha salvado la vida. Al principio fui crítico porque quedaba feo en el coche, pero hoy estoy contento". Este dispositivo se implantó en 2018, uno de sus instigadores fue Charlie Whiting, anterior director de carrera fallecido el año pasado.

Carlos Sainz, al respecto: "Cada vez que nos subimos al coche existe un riesgo. No hay nada más que decir, se debe respetar a los pilotos porque arriesgamos nuestras vidas. Para mí sigue muy presente el ejemplo de Anthoine (Hubert, fallecido en Spa en la carrera de F2 de 2019)". Kimi Raikkonen, el más experimentado de los veinte: "Creo que nadie está acostumbrado a ver a estos coches incendiarse así. Fue un accidente en el lugar equivocado, por el ángulo de la pared, penetras en el muro y se rompe el tanque". Gasly "no sabía que un F1 se puede partir de esta forma". Leclerc "nunca" se había "sentido así en un coche de carreras". Otros, como Vettel o Ricciardo, fueron críticos con la sucesión de repeticiones en la televisión. "Somos personas, tenemos familias", dijo el tetracampeón alemán.

“Estoy muy feliz con el halo”

El compañero de Grosjean, Kevin Magnussen, da gracias también al halo: "Verle sobrevivir a eso es, sinceramente, un milagro. Estoy muy feliz de que tengamos el halo y haya hecho lo que hecho, por que si no habría sido muy diferente. Para mí eso es todo, estoy feliz por que tengamos a Romain". "Que Marion (su mujer) y los niños tengan a su marido y padre en casa pronto es un milagro que todos debemos tener en cuenta", dijo el danés, otro que dejará Haas a final de temporada.

En cuanto a Guenther Steiner, jefe del equipo norteamericano, da las gracias “a los comisarios, bomberos y el equipo de rescate". El jefe italiano todavía no descarta a Grosjean para el GP de Sakhir de este domingo: "Visitaré a Romain en el hospital el lunes a primera hora y entonces veré". Lo lógico es que vuelva, como pronto, en Abu Dhabi. Pero ya se sabe, los pilotos están hechos de otra pasta. Y en este caso, Grosjean ha confirmado que lo aguanta todo. Todo.

Todas las escuderías, de una u otra manera, valoraron el incidente en Sakhir. Como resumen, la palabra de Christian Horner, de Red Bull: "En los últimos 25, 30 años, un piloto no habría sobrevivido a este accidente. El choque con la valla, la bola de fuego, y que haya saltado del coche es simplemente increíble. No sabíamos ni dónde estaba el piloto. La seguridad de estos coches es increíble, a veces damos un dolor de cabeza a la FIA por las críticas que recibió el halo, o cosas así, pero Romain salvó su vida por detalles del coche, del circuito, etcétera. Siempre se aprende, seguro que habrá un análisis de esto y la seguridad seguirá mejorando en el futuro".