MOTOGP | JORGE LORENZO

Lorenzo: "Sería un gran error que Yamaha tomara de referencia el test de Portimao"

“Quiero seguir de probador con ellos, por lo ganado y porque me encuentro muy bien con la M1, pero también hay la opción de Aprilia", asegura el balear a AS .

Lorenzo: "Sería un gran error que Yamaha tomara de referencia el test de Portimao"
motogp.com

Jorge Lorenzo atiende a AS para comentar la actualidad sobre su futuro, que pasa por continuar como probador del equipo Yamaha de MotoGP o fichar por el de Aprilia para desarrollar la moto italiana.

-¿Vuelve a ser noticia otra vez?

-Bueno, eso parece…

-Se sabe que quiere seguir en MotoGP de piloto probador, que está a la espera de lo que le diga Yamaha y que al mismo tiempo tiene una oferta para serlo de Aprilia. ¿Es correcto?

-Sí, es correcto. Como ya dije hace algunas semanas, quiero seguir como probador y mi primera opción sigue siendo Yamaha, por lo que he ganado con ellos y porque me encuentro muy bien con la moto, pero hay otras opciones también.

-¿Esas opciones pasan por ir a Aprilia o hay alguna otra?

-La otra opción es Aprilia, sí.

-¿De qué depende la opción de Yamaha o la de Aprilia?

-Hablé con Lin Jarvis (jefe del equipo Yamaha) y me dijo que próximamente tendría noticias desde Japón sobre el plan que querrían poner en marcha para el año que viene, y estoy esperando noticias suyas. A ver qué me comunica.

-¿Tiene prioridad Yamaha sobre Aprilia?

-Tiene prioridad porque el equipo del presente siempre tiene prioridad en todos los casos, y por la comodidad que supone conocer ya a la gente y por lo que he conseguido con ellos en el pasado, porque Yamaha es la única fábrica con la que he sido campeón de MotoGP y porque la M1 para mí siempre ha sido una moto natural.

-¿Qué valoración hace del año que ha estado con Yamaha como probador? Desde fuera queda claro que la pandemia ha condicionado mucho, pero también que ha habido falta de implicación. La prueba es que el test de Portimao lo hizo con la moto del año pasado…

-Sinceramente, creo que la COVID-19 nos ha perjudicado a los dos y sin ello hubiera sido un año muy provechoso. Al final lo que ha pasado es que no me han podido o sabido utilizar. Es como si eres un equipo de futbol y tienes a Messi o Ronaldo y no le sacas provecho. La realidad es que sólo hice dos días de test en Sepang y, además, porque insistí yo, porque no estaba planeado. Y hace poco tuve día y medio en Portimao. No pudieron ser dos días porque los mecánicos se tuvieron que ir. Había algunos infectados de coronavirus y les faltaba personal en el GP de Francia, así que terminamos antes. En junio, cuando estábamos en pleno COVID, se me comunicó desde Yamaha que seguramente no habría más test así que bajé mi ritmo de entrenamiento, porque no sabía qué haría al año siguiente y, de seguir, no tendría más test hasta febrero. Bajé el ritmo y de repente y sin esperármelo Meregalli (director deportivo de Yamaha) me comunicó que había este test en Portimao, para preparar la carrera que allí habrá, y me puse a entrenar como pude. Quedaba poco tiempo y no llegué en la mejor forma, además y sobre todo, llevaba ocho meses sin subirme a una MotoGP, que es una moto súper extrema así que pierdes todo. Pierdes el ritmo, los reflejos, el tiempo de reacción se vuelve más lento y hasta que vuelves a coger todo eso requieres unos días de aclimatación a la MotoGP, te llames Lorenzo, Rossi o Márquez. Si a eso le juntas que tocó ir a un circuito tan difícil y extraño como Portimao, con un equipo que se monta a última hora, más una moto vieja, pues resulta difícil ser mínimamente competitivo...

-¿Eso lo entendió Yamaha?

-Hablé el otro día con Lin Jarvis, y creo que me entendió. Me da la sensación de que ese test les ha generado algunas dudas sobre mi competitividad, pero sería injusto y un gran error coger como referencia tan sólo lo que ocurrió en Portimao. Sobre todo sabiendo cuál es mi pasado con la marca y mi rendimiento cuando fuimos a Sepang a principios de año. Allí llevaba tres o cuatro años sin subirme a la M1 y me quedé a 1.3 del más rápido. Y eso sin poder montar el último neumático blando porque se puso a llover. Montar el blando me hubiera hecho quedarme a medio segundo o siete décimas del primero. Mi rendimiento normal con la M1 como mínimo es ése, y no el que tuve que mostrar en el test de Portimao, donde hubo circunstancias anómalas. Pero al final, será su decisión... A mí me gustaría continuar, pero si Yamaha decide no contar conmigo será una verdadera pena para ambas partes. Sinceramente, creo que les será imposible encontrar un piloto que se adapte de forma tan natural al estilo que requiere la Yamaha y tenga la misma sensibilidad para detectar cuál es la dirección correcta para la evolución de cada pieza.

-Oyéndole, lo de Aprilia suena a plan B.

-Ya digo cuál es mi prioridad pero, si me objetivo es seguir como probador y eso no sale, tengo que estar preparado para tener un plan B y Aprilia es una opción interesante para mí.

-¿Qué le motiva de Aprilia?

-Lo primero de todo, empecé con el Grupo Piaggio, porque Derbi les pertenecía y entré con ellos en el Mundial, ganando carreras. Luego me fui a Aprilia y conseguí mis dos primeros mundiales, así que tengo una historia ganadora con Aprilia y sería bonito cerrar el círculo, si fuera el caso, con ellos. Es una opción más incómoda, porque la M1 es más natural para mí, pero si les hiciese mejorar el rendimiento sería un mérito más vistoso, como es el caso de Pedrosa con KTM. Le han hecho caso y los resultados se han podido ver. La mejora en Yamaha no se ve tanto. Además, creo que también podría hacer mucho bien a Iannone si le permiten correr el año que viene. Los dos vivimos en Lugano y creo que le podría hacer un poco de guía o de coach. Le ayudaría a mejor su rendimiento y a ir más rápido.

-Sea con Yamaha o con Aprilia, ¿la idea es poder volver a correr en algún GP como invitado?

-A mí me gustaría dejar la puerta abierta por contrato a los máximos wild cards que la fábrica pudiera hacer. En el caso de ser competitivo y de que me apetezca, sería bonito tener esa posibilidad. Lucharé por contrato por tener esa posibilidad. Otra cosa es que se haga realidad o no. Eso dependerá de algunos factores.

-Con todo lo que ha ganado en la pista y en la cuenta bancaria, ¿por qué esta adicción a seguir pilotando prototipos de MotoGP?

-Siempre he dicho que somos afortunados por hacer este trabajo. Más los que han conseguido títulos y victorias, pero todo tiene cosas buenas y malas. Lo peor es la presión y las lesiones, pero eso te lo quitas cuando eres probador. No tienes que ir al máximo para ir a la Q2 directamente los sábados por la mañana y jugártela luego en la calificación y la carrera. Como probador sabes qué es lo importante y los riesgos que has de tomar cuando vas solo en un circuito son menores. Claro que se puede romper un motor y pasar mil cosas, pero el riesgo se minimiza mucho, te quitas la presión y ya no viajas tanto. Me gusta, porque me aporta cosas positivas, como es el placer de ir en moto y sentirme parte de un equipo, hacerlo mejor de lo que era. Creo que en eso soy bueno, por la experiencia que tengo y por la sensibilidad que siempre he tenido. Lo demostré muchos años en Yamaha y también en mis dos años con Ducati. Creo que tengo ese talento y cuando tienes un talento y te apetece, debes sacarle provecho.

-¿Cuándo se decidirá?

-Aún no lo sé. Supongo que en unas semanas.