KARTING

La FIA investigará la agresión de Corberi, y él se disculpa: "No pido indulgencia, no la merezco"

El máximo organismo del automovilismo su "profunda preocupación". Mientras, el piloto emitió un comunicado: "Pedí que me quitaran la licencia".

La FIA investigará la agresión de Corberi, y él se disculpa: "No pido indulgencia, no la merezco"
GERARD JULIEN AFP

La FIA ha abierto una investigación en relación a los incidentes ocurridos el pasado fin de semana en las finales del Mundial de Kárting. El piloto italiano Luca Corberi lanzó el parachoques de su kart desde fuera de la pista a un rival con el que tuvo un accidente que le dejó fuera de la carrera y que aún estaba disputando la prueba. Posteriormente, esperó en el lugar donde se aparcan los karts y agredió al piloto en cuestión, el también italiano Paolo Ippolito.

La máxima organización del automovilismo junto al Campeonato Italiano de Kárting han mostrado a través de un comunicado su “profunda preocupación” por lo ocurrido en el circuito de Lonato e informan de una investigación “inmediata”. Felipe Massa, presidente de la Comisión Internacional de Kárting de la Federación Internacional de Automovilismo, estuvo presente en las finales y a través de sus redes sociales ha anunciado que “estas acciones individuales tendrán unas duras consecuencias”.

Más tarde, el propio Luca Corberi publicó en sus redes sociales un comunicado en el que pedía disculpas por sus actos: "Me gustaría disculparme con la comunidad del automovilismo por lo que he hecho. No hay excusas para explicar por qué he hecho algo tan vergonzoso, es algo que nunca he hecho en mis 15 años de carrera y espero que nadie más lo vea en el futuro. Después de la carrera, una vez que me llamaron los jueces deportivos, les pedí que me quitaran la licencia porque era completamente consciente de mis irreparables errores, pero no tienen el poder para hacerlo. Está escrito en las reglas internacionales, así que, por favor, no vayan contra ellos, solo hacían su trabajo de la mejor manera posible. Por eso he decidido no participar en ninguna otra competición automovilística durante el resto de mi vida. No es justicia propia, es simplemente lo correcto. Mi familia lleva en el kárting desde 1985: lo hemos visto crecer y hemos visto lo mejor y lo peor. Este episodio será recordado como uno de los peores en nuestro deporte y eso es algo que nunca olvidaré. No pido indulgencia, porque no la merezco. Estoy totalmente de acuerdo con los castigos requeridos. Escribo esto hoy para pedir perdón, aunque no sea suficiente. Después de todas las cosas malas que han pasado durante este evento, la peor de todas hecha por mí, un chico que ama este deporte recordará sus buenos recuerdos de las carreras después del peor momento de su vida. Gracias".