FÓRMULA 1

Renault se ve tercero en 2020

Alan Permane señala al bronce en el Mundial de constructores con una temporada "más consistente". Damon Hill se alegra por Fernando Alonso.

Daniel Ricciardo (Renault RS20). Spa-Francorchamps, Bélgica. F1 2020.
John Thys / Pool

Cuentan que en Renault hubo foto de grupo delante de los garajes, como esas que se hacen cuando hay podio, después del GP de Bélgica. Ricciardo fue cuarto y Ocon, quinto, son los mejores resultados globales para la escudería de Enstone en mucho tiempo y confirman la clara progresión ascendente en esta temporada 2020. El RS20 es el líder de la zona media en pistas de baja carga y alta velocidad, como fue Spa-Francorchamps y como será Monza este fin de semana. De hecho fueron hasta a por la vuelta rápida, el australiano robó el ‘Grand Chelem’ de Hamilton.

"Teníamos el debate sobre si volveríamos a parar para tener neumáticos nuevos, igual que decidimos que no íbamos a ‘encender’ el motor, pero entonces el ingeniero le dijo a Daniel que estaba a medio segundo de la vuelta rápida. Acabó muy contento, eso seguro", explica Alan Permane, director deportivo de la escudería, convencido de que tienen "un gran coche".

Para Monza, confianza máxima: "Será menos carga aerodinámica aún que en Spa y fuimos muy competitivos allí el año pasado. No tenemos que hacer nada diferente, tenemos que hacer exactamente lo mismo que entonces. Podemos ir a por el tercero en el campeonato, no vamos a ganar a Red Bull ni a Mercedes, pero si no hacemos locuras hay posibilidades de acabar cuartos y quintos otra vez, y de esa forma saldríamos de Monza terceros en el campeonato de constructores". Entre las recetas para apuntalar el 2020: "Necesitamos más consistencia, hubo tres carreras en las que sumamos cuatro puntos, una en la que no sumamos y dos en las que sumamos mucho. Tenemos que ser equilibrados".

Damon Hill: "Un equipo en el momento adecuado"

Quien sige los progresos de Renault no puede evitar pensar en Fernando Alonso, que se subirá al monoplaza a partir de 2021. Cuando se anunció su fichaje, las ganas de recuperar a una de las estrellas de la Fórmula 1 justificaban cualquier regreso, aunque el proyecto no fuera tan competitivo como merecía el piloto. Poco a poco se disipan las dudas. Damon Hill, campeón del mundo en 1996, tuiteó después de la carrera en Spa: "Me encanta la idea de que, por fin, quizás Fernando ha elegido ir a un equipo en el momento adecuado".