F1 | BÉLGICA

Wolff: el desastre de Ferrari es una "cuestión de prioridades"

El austriaco apunta a "las decisiones de ciertos miembros" como causa del bajón, en lo que parece una alusión a Binotto y la investigación de la FIA. 

Charles Leclerc (Ferrari SF1000). Spa-Francorchamps, Bélgica. F1 2020.
FRANCISCO SECO

El drama de Ferrari afecta a todos, incluidos sus rivales. Las victorias de Mercedes valen más cuando hay competencia enfrente, como hace un año en la segunda mitad de la temporada. Toto Wolff, director de competición de la firma alemana, deja un recado para la fábrica de Maranello: "Ferrari es una marca icónica y deben estar compitiendo delante. No es bueno para la F1 ni para la competitividad, lo siento mucho por todos los tifosi de Ferrari por esta falta de rendimiento. Es una cuestión de prioridades de dónde viene esa falta de prestaciones, pero nadie, ni los aficionados ni la gente de Ferrari, se merecen este resultado".

El dirigente austriaco puntualiza lo que quiere decir con ‘cuestión de prioridades’: "No quiero decir ‘las prioridades de Ferrari’, porque eso atañe a todo Ferrari y no es así, me refiero a las decisiones que han tomado ciertos miembros de su equipo". En el pasado ha sido muy crítico con Mattia Binotto, director de la escudería, por todo lo relacionado con la investigación a la unidad de potencia de los italianos y el acuerdo privado que alcanzaron con la FIA.

Wolff también confirma que Mercedes utilizó el llamado ‘modo fiesta’ en Spa y que no ha dejado de utilizarlo hasta ahora, salvo en circuitos en los que no se requiera su función. "En función de la pista, siempre cambia el modo que utilizas y la influencia que tiene después en la carrera. No utilizamos el llamado ‘modo fiesta’ en todos los circuitos. Hace mucho daño al motor y reduce su vida útil. Si puedes evitarlo, no lo utilizas. Dicho esto, (su prohibición) nos impactará de alguna forma, empezando por Monza, pero no dudo que será lo mismo para todos los fabricantes".