MOTOGP I GP DE ANDALUCÍA

El ejemplo de Lorenzo en 2013 como motivación para Márquez

El mallorquín se fracturó una clavícula el jueves, le operaron esa noche en Barcelona, regresó a Assen el viernes y corrió el sábado sólo 35 horas después.

El ejemplo de Lorenzo en 2013 como motivación para Márquez

El ejemplo de Jorge Lorenzo en Assen 2013 ha de ser una motivación para Marc Márquez en su regreso a la competición este fin de semana en Jerez. El catalán va a intentar firmar una proeza del nivel de la del mallorquín cuando se fracturó una clavícula el jueves del GP de Holanda, le operaron esa noche en Barcelona, regresó el viernes al circuito y corrió el sábado sólo 35 horas después de la operación, para acabar quinto la carrera.

Lorenzo fue todo un héroe entonces a lomos de su Yamaha y regresó al box tras la carrera entre lágrimas y quitándose importancia, diciendo que héroes eran los que se levantaban temprano para trabajar y sacar una familia adelante bajo presión. Más tarde diría que no volvería a hacer algo así, que fue una locura, y los responsables médicos del Mundial pusieron en marcha un protocolo médico más severo desde entonces para evitar proezas/locuras de ese calibre. Dicho esto, a ver quién es el valiente que se atreve a nombrar a Márquez ‘unfit’ (no apto) para tomar parte este fin de semana en el GP de Andalucía a poco que se sienta con fuerzas.

A favor del piloto de Repsol Honda ahora, comparado con Lorenzo hace siete años, juega que el domingo habrán pasado cinco días desde su operación (120 horas) y que el húmero es zona que acepta infiltración. También, que no tiene que exprimirse el viernes en los entrenamientos para dar con la puesta a punto de la moto, porque tiene kilómetros acumulados de sobre del GP de España, el del fin de semana anterior, y del test previo del miércoles.

Además tiene de su parte la superioridad que mostró en la pista hasta que se cayó, porque remontó desde el 18º al 3º con una facilidad pasmosa y como si sus rivales fueran en una Moto2 en vez de una MotoGP. Y por supuesto, hay que contar con su hambre voraz de caníbal insaciable, que ni con ocho títulos a sus 27 años le tiene satisfecho y queda claro que busca a toda costa el noveno con el que igualaría a Rossi ya este año.

En contra de Marc, de nuevo comparado con Lorenzo en 2013, podría jugar que la Honda requiere una conducción más física que la Yamaha, de carácter más dulce, y que ahora hay más motos competitivas que entonces, aunque la Suzuki de Rins y la Honda de Crutchlow también deberían bajar algo de rendimiento dado que sus pilotos llegarán muy mermados físicamente. Hagan sus apuestas. Algunos en AS le vemos capaz de pelear por el podio incluso en esas condiciones.