MOTOGP I GP DE ESPAÑA

MotoGP 2020: las nueve conclusiones del GP de España

Cómo nos gustan las motos, éxito organizativo o el show de Márquez son algunos de los aspectos más destacados de la primera carrera del Mundial en Jerez.

0

Cómo nos gustan las motos

Para muchos, el de ayer fue el mejor domingo en lo que va de año, porque fue el del regreso de las carreras de MotoGP. Tuvieron que pasar 245 días desde la vez anterior (Valencia 2019), más que nunca, por la maldita pandemia del COVID-19, y el espectáculo no decepcionó. Es cierto que hubiera sido aún mejor con las gradas del Ángel Nieto de Jerez repletas de público, como de costumbre, pero mucho mejor a puerta cerrada que parados en casa como ha tocado estar tanto tiempo.

Éxito organizativo

La gestión de la crisis llevada a cabo por el Mundial de MotoGP había sido referencia para otros deportes, por adelantarse a los acontecimientos y por tener sobre la mesa diversos planes alternativos ideados por Carmelo Ezpeleta y la gente de Dorna, que a la postre han significado un éxito organizativo. No ha habido ni un solo problema en pista durante los tres días de gran premio y las ruedas de prensa telemáticas, porque la mayoría de los periodistas tampoco teníamos acceso al circuito, han funcionado bien. El único ‘pero’ que se puede poner es lo acontecido en la ciudad de Jerez el miércoles por la tarde, cuando supuestos aficionados se saltaron toda norma de seguridad para ver a algunos hacer cabriolas sobre sus motos en plena calle. Eso hizo que Ezpeleta dijera en AS el viernes una verdad palmaria: “Los que hicieron el indio en Jerez confirman que hacemos bien corriendo sin público”.

Impagable el show de Márquez

Lo dijo Álex Márquez al poco de acabar la carrera y lo suscribo a pie juntillas: “El espectáculo que ha dado Marc es impagable”. Es cierto que cometió un error al abrir gas pisando la línea blanca por el interior de la curva 3 y que eso ha comprometido mucho su temporada, por el cero de la primera carrera y por lo que se pueda perder. Por cierto, más preocupante que la fractura en el tercio medio de su húmero derecho es que pueda estar afectado el nervio radial, pero eso ya se verá. Pero dicho eso, pasará a la historia la remontada que firmó desde el 16º hasta el 3º, previo fallo al salirse de pista cuando lideraba, con salvada increíble incluida. Iba desencadenado, que no despendolado, y lo que le pasó le podía haber sucedido en cualquier otro momento. Seguramente, cualquier otro se habría conformado con asegurarse unos puntos, pero Márquez es Márquez por carreras como la de este GP de España, por el caníbal que lleva dentro que no le hace conformarse con nada. Y que nadie le descarte aún para el título pese a la lesión…

Algún día tenía que ganar Quartararo

La victoria de Quartararo no puede coger por sorpresa a nadie. El año pasado fue mucho más que el rookie del año. Fue la revelación del curso y el nacimiento de una nueva estrella en MotoGP. El sábado repitió la pole de la temporada pasada y pudo resarcirse de aquel disgusto que se cogió entonces cuando se le averió su Yamaha por un problema de cambio en plena carrera. Ahora, en cambio, las circunstancias se aliaron con él. Su salida no fue buena y tampoco era el que mejor ritmo tenía, pero le benefició la salida de pista de Márquez y los problemas con el neumático delantero de Maverick. El destino le debía una y el galo ya se la ha cobrado. Ahora pasa a ser candidato al título de pleno derecho, y no sólo porque sea el primer líder de la temporada.

Maverick está en modo campeonato

Resultó sorprendente y gratificante ver a Maverick hacer al fin una buena salida, ayudado con el ‘holeshot’ de la Yamaha. Tan buena que se puso líder y pudo tirar en las primeras vueltas. Sin embargo, lo mejor no fue eso sino el saber sobreponerse a los problemas que le generó quedarse sin goma delantera. Él y Rossi (el italiano se retiró porque se le paró la moto) fueron los únicos que apostaron por el blando delantero, en vez del duro, como los demás, y no resultó un acierto. Les costaba meter la moto en las curvas de derecha y hubo un momento en que pareció que Maverick se hundiría en la clasificación, pero qué va. Se agarró a la carrera lo mejor que pudo y salvó un valioso segundo puesto que puede ser vital en clave de campeonato.

Ay si hubiera estado Rins

Los ‘y si’ no sirven de nada en la vida ni en el deporte, pero da rabia pensar en qué podría haber hecho Álex Rins con la Suzuki de no haberse lesionado el sábado. En el FP4 demostró tener muy buen ritmo y este trazado se adapta de maravilla a la Suzuki. La fractura-luxación sufrida en el hombro derecho le hace ser duda también para el GP de Andalucía de este domingo, pero asegura que hay una mínima posibilidad de que pueda correr y la va a exprimir al máximo.

Dovizioso es una garantía

¿Qué más tiene que hacer Dovizioso para que se reconozca lo pilotazo que es? En Jerez, sin hacer ruido, firmó un valioso tercero en clave de título pocas semanas después de fracturarse la clavícula izquierda haciendo motocross, en plena guerra fría con Ducati por su renovación y en un circuito en el que no había hecho podio. Ojo con él cuando le lleguen circuitos favorables como Brno (9 de agosto) y las dos citas de Austria (16 y 23 de agosto).

Arenas en estado de gracia

Las carreras de Moto3 son casi siempre apasionantes y la de Jerez estuvo a la altura, con un Arenas colosal. Es increíble el grado de confianza en sí mismo que ha alcanzado el pupilo de Aspar. El año pasado estuvo a punto de quedarse sin equipo y, cuando le renovaron en su equipo, respondió con una fantástica victoria en Tailandia. Ahora ha empezado el 2020 con dos victorias de dos posibles, y de tronío, en carreras de batalla y de grupos multitudinarios. Es mucho decir, pero dado su dominio parece en ocasiones que estuviera corriendo contra niños, y no sólo porque sea de los más veteranos de la categoría a sus 23 años.

Nagashima va en serio

Inapelable victoria de Marini en Moto2, que se ganó el emocionado abrazo de su hermano Rossi en el parque cerrado. Ahora bien, lo que más me impresiona es es el arranque de temporada de Nagashima, con victoria en Qatar y un segundo de oro en Jerez, y sin tirar la toalla prácticamente hasta el final para apretar a Marini en todo momento a pesar del segundo y pico que le sacaba. El japonés va más en serio de lo que yo creía y a ver quién es el que le apea del liderato.