MOTOGP

Pol, sobre la opción de firmar con Honda: "Es la moto soñada para luchar por el título"

El de Granollers ha hablado por primera vez sobre el interés de HRC y asegura que desvelará su futuro "cuando todo esté decidido". Seguir en KTM, la otra opción.

Pol, sobre la opción de firmar con Honda: "Es la moto soñada para luchar por el título"
Twitter Pol Espargaró

Había varias cartas sobre la mesa, pero el cupo se ha reducido a dos. La partida que decida el futuro de Pol Espargaró en la categoría reina está en juego y por primera vez desde que comenzaron los rumores de la posible llegada del de Granollers al seno de la marca del ala dorada, su protagonista se ha pronunciado sobre las opciones que tiene a partir de 2021: Mi contrato se libera a finales de este año y puesto a que una fábrica de MotoGP está preguntando por un piloto, estoy abierto a escuchar nuevas ofertas”. De una forma muy sutil comenzaba hablando sobre sus posibilidades el piloto de Mattighofen en ‘motogp.com’, para después entrar a por faena.

Pese a que desde que aterrizó en KTM demostró un compromiso absoluto con la fábrica austriaca para desarrollar un proyecto que desembarcó con el objetivo de ser campeón, Pol tiene en su mano una jugada muy atractiva a partir del próximo año. Mientras que la RC16 continúa su desarrollo, “la Honda está preparada para ganar por que lo ha demostrado en cada carrera y al final de cada campeonato”. La opción de colocarse al manillar de una montura ganadora no solo es atractiva para el de Granollers, “esa moto la quiere todo el mundo”, y cuando tú eres el elegido debes meditar muy bien qué camino seguir. ¿Por qué? Porque también “es una buena situación cuando estás en una fábrica como KTM y con un proyecto muy grande sobre mis hombros”.

Espargaró se ha convertido en la referencia del equipo austriaco y eso hace que “KTM esté sobre la mesa”, pero ante el interés de Honda es imposible no escuchar otras ofertas. Deja atrás la de Ducati, aunque también habla de la Desmosedici como una de “las mejores motos de la parrilla ahora mismo”, pero el guiño va directo a la moto japonesa: “¿Quién no querría trabajar con esa moto? Es la moto soñada por cualquier piloto para luchar por el título”. A sus 29 años Pol tiene claro lo que busca. “Quiero demostrar mi potencial”, asegura, y ahora se enfrenta a una “situación difícil” en la que la balanza mezcla muchas emociones: “La relación que tengo con KTM es muy fuerte y si termino marchándome será muy triste para mi”.

Con eso no quiere decir que el adiós sea definitivo, por el momento Espargaró asegura que todavía está “en conversaciones” y no desvelará su futuro hasta que “todo esté decidido”. Más allá de su decisión, el tiempo es la otra gran incógnita. Mientras que KTM espera que todo se resuelva en un par de semanas, el protagonista de la historia no se fija un plazo y pese a que recalca que es “el primero que quiere terminar con esta situación”, todavía sigue en juego una partida donde sólo depende de él que carta destapar.