FÓRMULA 1

McLaren prevé despidos para una cuarta parte de la plantilla

El fabricante de automóviles estudia un reajuste de hasta 1.200 empleos, unos 70 en el equipo de Fórmula 1, por la crisis y el techo de gasto.

McLaren Technology Centre.
Patrick Gosling

McLaren se prepara para un reajuste laboral que puede afectar a 1.200 empleos en sus divisiones de competición, tecnología y deportivos. Se trata de una respuesta al impacto de la pandemia además de los pasos previos al techo presupuestario que aplicará la Fórmula 1 a partir de 2021. "Pendiente de discusión con empleados, se espera una reestructuración en 1.200 redundancias en las divisiones de Applied Technologies, Automotive y Racing, además de oficina y apoyo", afirma el grupo automovilista en un comunicado. Se estima que, de esa cifra, aproximadamente 70 afectarían a la escudería de Fórmula 1.


La firma de Woking tiene alrededor de 4.000 empleados, así que el ajuste se sitúa en torno al 25% de su plantilla. Paul Walsh, CEO de la compañía, en Sky: "Sin duda será un periodo desafiante para nuestra compañía y en particular para nuestra gente. Sobre todo, para aquellos cuyo trabajo se vea afectado. Son medidas dramáticas para contener los costes en todas las áreas del negocio".

La escudería ya aplicó un ERTE a la mayoría de su plantilla al detenerse la competición por culpa de la pandemia y en los últimos meses, la matriz ha buscado financiación por parte del gobierno británico, ya que la compañía es uno de los exportadores más importantes de Reino Unido. Mumtalakat, fondo soberano de Bahréin, inyectó cerca de 330 millones de euros en marzo.

El techo de gasto de la F1

Convergen dos clases de ajustes, aquellos relativos a la crisis del coronavirus más los obligados por el techo de gasto de la Fórmula 1, que se fijará en 145 millones de dólares a partir de 2021, si bien McLaren opera ligeramente por encima de esa cifra. El equipo de Zak Brown y Andreas Seidl ha sido un firme defensor de esta series de medidas para equilibrar el terreno de juego en el Mundial y convertirlo en un negocio sostenible. En otras escuderías, el impacto será mayor: Mercedes o Ferrari trabajan con presupuestos que rondan los 400 millones de euros. De hecho, en Maranello ya han deslizado que estudiarán otros formatos de competición (Indy, Le Mans) para evitar ajustes traumáticos en la plantilla.