FÓRMULA 1

Leclerc y la llegada de Sainz: "No soy número uno en Ferrari"

El monegasco, en 'L'Equipe', ve como "un desafío" el cambio de compañero: "Carlos será muy rápido". Pilotó un SF90 Stradale en el circuito de Montecarlo.

Charles Leclerc, en Mónaco.
Ferrari

Charles Leclerc rodó este domingo por el circuito de Mónaco con un espectacular Ferrari SF90 Stradale casi a la misma hora que debía celebrarse el gran premio en el Principado grabando para un cortometraje del cineasta Claude Lelouch. El piloto se quitó el gusanillo, "lo que más apetece ahora es conducir", y se cita con los aficionados de la Fórmula 1 para "dentro de un mes, en Austria". Hay ganas de competición en 2020, de que por fin se apaguen los semáforos si es que se pueden llegar a encender. Pero inevitablemente también hay ganas de 2021, con Carlos Sainz en la escudería más legendaria del automovilismo.

El joven monegasco, de 22 años, da la bienvenida a su nuevo compañero y lo afronta como un reto, igual que lo ha sido Sebastian Vettel. En una entrevista con L’Equipe asegura que no augura un cambio de roles: "Yo no me convierto en el número uno. Creo que Carlos es un gran piloto y lo va a demostrar, si es que no es obvio para todos ya. Para mí será un gran desafío". ¿Echará de menos a Seb? "Me enseñó muchas cosas, eso es cierto, y soy feliz por haberle tenido como compañero porque es un piloto muy experimentado". Con Sainz será diferente, "es cierto". Pero Leclerc no descarta un compañero incómodo y exigente, justo lo que él fue para Vettel: "Claro que Carlos me va a incordiar, va a ser muy rápido".

Charles Leclerc, en el Ferrari SF90 por las calles de Mónaco.

Ferrari: una alineación 'picante' para 2021

Sainz no llega a Ferrari como escudero ni número dos de Leclerc. Con 25 años, su balance previo es óptimo teniendo en cuenta que nunca ha pilotado un coche ganador: un podio y un sexto puesto en el Mundial. No hay que olvidar que el monegasco subió de Sauber a Ferrari con un sexto puesto y tres séptimos como mejor resultado durante 2018. Es evidente que Charles está establecido dentro del garaje, ganó dos carreras y logró siete poles el pasado curso durante su primera temporada de rojo y parte con la ventaja de la experiencia, pero en Maranello, más que en ningún otro sitio, lo importante es maximizar el número de puntos que suma el equipo cada fin de semana. El cronómetro manda y la alineación promete: es la más joven de la historia de Ferrari en cincuenta años. 

"Fue un día increíble porque el coche es increíble al volante, tiene muchísima potencia. Debía ser el gran premio de casa, desafortunadamente fue cancelado y lamento no poder estar con la Fórmula 1 en este circuito. Pero al menos hemos tenido la oportunidad de rodar con este deportivo tan divertido, y ahora estoy deseando volver a mi coche", afirma Leclerc desde las calles de Montecarlo. El 5 de julio, en Spielberg, debe comenzar el Mundial de Fórmula 1 2020.