FÓRMULA 1

Nubarrones sobre Paul Ricard

Las medidas anunciadas por Macron impiden la celebración del GP de Francia el 29-J. La F1 se plantea volver en julio pero a puerta cerrada.

0
Nubarrones sobre Paul Ricard

La primera prueba no aplazada de esta temporada es el GP de Francia, el 29 de junio en el circuito de Paul Ricard. No obstante, y a falta de oficialidad, esta carrera tampoco podrá celebrarse en la fecha y condiciones previstas: el anuncio del presidente Emmanuel Macron, alargando el confinamiento en su país hasta el 11 de mayo y prohibiendo eventos con público al menos hasta mediados de julio, impide que la cita con la Fórmula 1 pueda ir hacia adelante. Ya van nueve carreras aplazadas o canceladas y todo parece indicar que pronto serán diez.

Al contrario que otras competiciones históricas del país vecino como el Tour o Roland Garros, el GP de Francia es una carrera que no tiene un poso reciente a pesar de su tradición en el Gran Circo (60 ediciones). Dejó de celebrarse en 2008, cuando abandonaron el circuito de Magny Cours, cercano a París, y regresó en 2018 utilizando las instalaciones de Paul Ricard, en Le Castellet, una localidad turística de la Costa Azul cerca de Marsella. La FIA, con indudable influencia afrancesada, influyó en su recuperación.

El circuito se utilizaba fundamentalmente para test durante la última década, por eso se remodeló con enormes escapatorias de asfalto, así que las carreras allí no han sido las más espectaculares (Hamilton ganó las dos con el Mercedes). Del primer año se recuerdan atascos kilométricos de varias horas para acceder al circuito, algo que se solucionó en 2019. Según las cifras oficiales, en la pasada campaña atendieron cerca de 130.000 espectadores durante los tres días del evento.

Liberty Media estudia la posibilidad de iniciar la temporada 2020 a mediados de julio con eventos a puerta cerrada en Europa. Para eso tienen que llegar a acuerdos con los promotores y reducir, o incluso eliminar, las tarifas que abonan por organizar cada gran premio.

De caer Paul Ricard, que también puede postularse como primera cita del año a puerta cerrada, la siguiente prueba fijada en el calendario es el GP de Austria, el 5 de julio. Por ahora el circuito de Spielberg ha mostrado buena predisposición para recibir al Mundial: allí la incidencia del coronavirus no es tan importante como en España, Italia, Francia o Reino Unido. De hecho, se ha hablado de organizar dos carreras en el mismo fin de semana. No obstante, las gradas del Red Bull Ring y su enorme cámping suelen estar llenos, ampliamente poblados por aficionados holandeses. Y es muy difícil esperar que eso ocurra o se permita este año.