AUTOMOVILISMO

"Primero voy a intentar hacer Indy y después ya veremos"

Así responde Fernando Alonso a Carlos Sainz en un nuevo directo cuando el campeón del mundo de Rallys le preguntó por su regreso al Dakar.

Alonso compartió con Sainz un nuevo directo
DIARIO AS DIARIO AS

“Buenos chicos, mucho ánimo, a entrenar, afeitarse, cortar el pelo, tenéis una cantidad de tareas…” Dos leyendas confinadas (y otra en proyecto), tres tíos que se han pasado la vida viviendo deprisa ahora pasando lentamente los días en sus casas, los dos mayores deportistas del mundo del motor en España (y otro en el intento aún) charlando como dos amigos que llevan días sin verse. Tras los saludos de rigor, Carlos Sainz contó a Fernando Alonso su miedo, después aparecería Carletes… “El 80% de la gente que tiene el virus es asintomático. Espero que saquen un test fácil y sencillo de hacer y nos lo harán al llegar a los sitios o así porque creo que vamos a tener que vivir con este virus”, explicó. Después le preguntó el asturiano por sus negocios. “Tenemos más de 300 personas en los gimnasios y mas de 60 en el karting. Hay que apretar los dientes y sacar lo mejor de uno mismo, arrimar el hombro, ser solidario con el de al lado y ahí se van a ver las cualidades y las capacidades de cada uno: España y el mundo tienen un reto importante por delante. Y confiemos en que los que están buscando las vacunas se encuentren cuanto antes”.

Alonso hizo una reflexión que viene bien para que no se olviden estos días sobre los sanitarios, por ejemplo: “Ahora que estamos en sus manos y en realidad siempre los estamos, seguimos más a los deportistas, cantantes, actores y en realidad nos damos cuenta de que estamos en sus manos, de los médicos etc”. Carlos asintió: “Es un buen recordatorio para valorar lo que hace la gente en hospitales etc… y darnos cuenta de que son gente que dan su vida por los demás. Ahora es el momento de darles ese valor y reconocerles el mérito que tienen”.

Pero pronto empezaron a hablar de dunas… “Te tiene que iluminar el copiloto, siempre digo que no ha habido mucha trampa de dunas en este Dakar, pero en otros de repente te ves en un hoyo parado, hay que tratar de encontrar la zona adecuada, pero nadie ve a través de la arena y como tengas mala suerte, te quedas tu, yo, Nasser y todo el mundo”.

Alonso comenzó a preguntar. ¿Para el año que viene qué? “Me gustaría defender el primer puesto y creo que el Mini tiene una lista pequeña pero buena de cosas que se pueden mejorar y el equipo se puso a trabajar, pero no tengo firmado contrato con ellos, no saben que va a pasar y habrá que esperar a que se vayan ordenando las osas”, responde Sainz que después… pregunta.

De repente, tras hablar del Dakar de Sudamerica aparece por allí Sainz hijo, el piloto de F1. Bromas sobre la barba de Sainz padre y el pelo largo del hijo… Y hablan del Dakar de Carletes. “Lo voy a hacer como mínimo dentro de diez años, pueden ser más, menos no lo creo, pero en mis planes entra, Igual es todo eléctrico…”. Y Alonso recordó cual fue su primera toma de contacto con el Dakar. “Creo que en 2018 o 107, en Interlagos sentado contigo Carlos padre que te empecé a hacer preguntas… y tu me dijiste que preparándolo y tal es algo que se podía hacer bien con seriedad, que el Mundial de rallys era una cosa imposible, pero que el Dakar era divertido y apetecible, así que tu fuiste el primero”.

También hablaron de cuando Sainz padre probó el Renault F1 de Alonso y de cómo serían esos coches ahora. “Ese coche con las ruedas de ahora sería seis segundos más rápido”, dijo Fernando.

Se despidió Carlos hijo, pero el padre no quería dejar marchar a Fernando si preguntar… “Pero no me has dicho qué vas a hacer con el Dakar”. Y respondió el genio astur. “No lo sé, es que ahora solo pensar en las carreras es hablar por hablar. Cero. Está la Indy para 23 de agosto, pero lo veo optimista esa fecha. Es la carrera, pero tienes que estar ahí a principios de agosto y no se. Primero voy a intentar hacer Indy, haberlo bien, prepararlo bien y después a partir de ahí que pasa y cuál es la situación. Si no es este año que viene, en el futuro me gustaría volver a hacerlo, ahora ya conozco las sensaciones, me gustaría volver a disfrutarlo, pero no sé si el año que viene o no”.

Se despidió Alonso con una confesión. “Bueno, aquí estaba Carlos que fue mi ídolo absoluto cuando era niño y casi toda mi vida, corría en kart cuando creíamos eso éxitos y los mundiales de Carlos, yo tenía los coches de Sainz en miniatura… Conocí a Carlos con 13 años, en Oviedo, fue a hacer una exhibición, me subió al coche y fue algo increíble, pensé que de aquella no salía. Hace 26 años que nos conocemos y el respeto y el cariño que le tengo a él y su familia es máximo, me encanta verle tan bien, compartir la experiencia con él en el Dakar y que además ganase fue increíble. Un abrazo, ánimo, queda un día menos”.