MOTOGP I LA INTRAHISTORIA

Un psicólogo templó al 'Diablo'

"Necesitaba entender que tenía que transformar la tensión negativa en energía positiva y encontré el valor para pedir ayuda", asegura Fabio Quartararo.

Un psicólogo templó al 'Diablo'
@FabioQ20

Nadie apostaba un duro por él. Desde el comienzo, todas las miradas en el Petronas Yamaha STR apuntaron el año pasado hacia Franco Morbidelli para convertir a la estructura malaya en el mejor equipo satélite del Mundial de MotoGP. Sin embargo, desde el Gran Premio de Qatar 2019 se pudo constatar que la persona que realmente podría cumplir esta ardua misión estaba situado al otro lado del garaje y se llamaba Fabio Quartararo. 

A lomos de una Yamaha modificada del 2018, ya que la YZR-M1 oficial de Maverick Viñales y Valentino Rossi fue asignada a Morbidelli, 'El Diablo', como se le conoce en el paddock de la clase reina, comenzó a atormentar a toda la parrilla con brillantes actuaciones. Todos a excepción de Marc Márquez, que fue el único piloto que pudo dertotar este martirio en Montmeló, Misano, Tailandia, Motegi y Cheste.

Ahora, meses después y en pleno parón de la competición hasta el 3 de mayo por la crisis mundial del coronavirus, Quartararo asegura en la revista 'GQ' que tuvo que pedir ayudar psicológica para superar el revés que supuso la prueba en Losail, donde tras conseguir el quinto mejor crono se le paró la moto en la recta de meta y tuvo que comenzar el gran premio desde el pit lane: "Sin adrenalina me moriría: es mi gasolina natural. Sin embargo, cuando entra demasiado en el torrente sanguíneo, los nervios saltan y se corre el riesgo de arruinarlo todo. De la felicidad pasé a la desesperación total: había condiciones para luchar con los mejores y no gané ni medio punto. Fue una situación horrible, pero necesitaba entender que tenía que transformar la tensión negativa en energía positiva y encontré el valor para pedir ayuda a un psicólogo. Toqué fondo, salí a la superficie a través de un trabajo introspectivo y algunos ejercicios. Los beneficios en la pista llegaron inmediatamente", declara el piloto de Niza. 

De igual modo, Fabio Quartararo asegura estar muy motivado para dar otro paso adelante esta temporada antes de ascender al equipo oficial de Iwata en 2021 para reemplazar a Valentino Rossi: "Estoy encantado con lo que mi gestor ha logrado en los últimos meses junto con Yamaha Motor Company. No fue simple de establecer, pero ahora tengo un plan claro para los próximos tres años y estoy muy feliz. Trabajaré duro, como lo hice el año pasado, y estoy muy motivado para lograr grandes rendimientos. Mi segunda temporada será un trampolín. Quiero usar todas mis habilidades. He encontrado el método: mantener la calma. Esta es la única manera en que el cerebro puede trabajar a pleno rendimiento".