MOTOGP

Los Márquez van "a por el título" y "a por el top 10"

Marc y Álex han dado en el campus Repsol su primera rueda de prensa en España. El pequeño insiste en que "no estoy en ese box por casualidad" y el campeón está "preparado".

Los Márquez van "a por el título" y "a por el top 10"
@box_repsol

Los hermanos Márquez, Marc y Álex, juntos en el campus Repsol de la calle Méndez Álvaro, en Madrid. Los vigentes campeones de MotoGP y Moto2 compartirán box por vez primera esta temporada defendiendo los intereses del equipo oficial Honda. Es decir, serán el primer rival a batir para cada uno de ellos, según marca la tradición, pero la realidad dicta que aún no son rivales y que tienen objetivos distintos. El mayor, con los 27 recién cumplidos, repetir título y alcanzar así el noveno, el séptimo en la clase reina. Álex, por su parte, conseguirse un hueco de manera habitual entre los diez primeros y quién sabe si rascar algún podio. Lo explicaron en la primera rueda de prensa conjunta de ambos en España.

-¿El primer rival es el compañero de box?

-Marc Márquez: Sí que la frase de que el primer rival es el compañero de equipo siempre existe, pero en este caso es un rookie y viene con muchas ganas, pero mi objetivo es uno y el suyo es otro muy distinto. Llegará un día en el que lucharemos por un triunfo o por un título, ojalá, pero por ahora vamos por caminos distintos.

-Álex Márquez: Para mí tener a Marc de compañero es el mejor ejemplo para conocer rápido la categoría y los secretos de la Honda. Ojalá algún día pueda decir que Marc es un rival mío, porque querrá decir que he llegado muy alto y este año toca aprender todo lo que pueda de mi compañero.

-¿Cómo está del hombro derecho?

-Marc: Está dando más problemas de lo normal, pues me tocó un nervio en la operación y eso hizo que los plazos de recuperación se hayan alargado, pero vamos por buen camino.

-¿Qué opinan del coronavirus y cómo puede afectar al campeonato?

-Marc: Preocupa a toda la sociedad, pero la organizadora es Dorna y al final tomará las precauciones necesarias para que todo transcurra sin riesgos.

-Álex: Para mí igual. Es responsabilidad de Dorna, así que estamos esperando. Está por ver y, si se puede evitar algún tipo de riesgo, mejor.

-¿Cuál es la motivación para renovar por cuatro años?

-Marc: Buscaba un proyecto ganador y al final, por ambas partes queríamos que fuese un contrato largo. La idea vino de Honda. Lo valoré todo y a nivel de proyecto y de sentimientos, de corazón. Era mi prioridad. En el Repsol Honda me siento como en casa. Soy feliz y no nos olvidamos de nuestros objetivos, pero no había ningún otro proyecto tan bueno para los próximos cinco años, ni en garantías técnicas ni en nada y al final el objetivo de ambas partes es el mismo, es ganar.

-¿Cómo está la Honda respecto a la competencia?

-Marc: Siempre busco el ciento por ciento y soy perfeccionista, pero ha sido una pretemporada difícil por lo físico. Aunque en Malasia no fue mal, en Qatar esos puntos débiles aparecieron. Para eso son las pretemporadas, para ver lo que tenemos bueno y en donde se encuentra la moto. Eso nos hizo más de un día salir muy tarde del circuito para ver cuál era el problema. Lo conseguimos y volví a sonreír y ése es uno de los secretos de ser feliz en un equipo y que al final nos permitió no estar tan lejos del resto de los equipos.

-¿Cómo ha sido el invierno Marc?

-Marc: Este invierno ha sido más duro que el pasado. El tiempo de recuperación ha sido el mismo, pero el año pasado crecí desde el principio y este año en el primer mes fui bajando. Tenía movilidad pasiva, pero no activa, y vimos que había un nervio dañado y por mucho que lo ejercites no consigues nada. Era frustrante porque cada vez costaba más mover el brazo. Fue duro, pero una vez sabido lo del nervio se cambió el plan de recuperación e hice vueltas limitadas porque el límite lo ponía el cuerpo y me pedía parar. Por eso no me han tenido que parar mucho.

-¿Cómo se siente con la moto?

-Álex: Contento con el final de la pretemporada. En Sepang hicimos muy buenas pruebas, ayudando a mejorar la moto y a adaptarme yo. Qatar fue más complicado para todos los pilotos Honda. Ahora hay que ver cómo es un GP con la Honda, y con ganas de probar si ha mejorado la moto con lo que han probado en Qatar Marc y Cal. Me he fijado en la telemetría de todos los pilotos y hablando, pero cuando estamos en el circuito cada uno va a lo suyo porque hay poco tiempo.

-¿Cómo es la moto?

-Marc: Es una moto conocida para mí. La moto siempre ha tenido el mismo carácter, pero es una moto que necesitas estar al ciento por ciento, es exigente pero si la exiges bien responde.

-Álex: Para mí es una desconocida aún, porque llevo pocas vueltas con ella. Es una moto difícil, con algunos puntos críticos y con ganas de probar lo que probaron Marc y Cal en Qatar el último día para saber cómo es la moto.

-¿Se ve con suficiente capacidad para que no le doble Marc?

-Álex: Por suerte he podido ser dos veces campeón del mundo y eso me da tranquilidad, porque con trabajo y sacrificio se puede conseguir todo. El equipo me da tranquilidad y yo estoy motivado. No estoy aquí por casualidad y, con tiempo, las cosas llegarán.

-¿Qué destacaría de las motos de sus rivales? ¿En qué están más fuertes que vosotros?

-Marc: Ahora la moto más completa en esta pretemporada ha sido la Yamaha, pero no quiere decir que sea para la temporada. Yamaha no ha perdido el paso de curva pero ha ganado velocidad punta, que era donde perdía más y eso sin perder el paso de curva. Ducati ha ganado más velocidad punta, no he podido rodar detrás de ellas pero ha ganado velocidad punta pero en ciertos circuitos será una ventaja. Suzuki ha ganado en la rivalidad entre los compañeros de equipo y ha ganado velocidad punta sin perder en agilidad. Sobre nuestra moto, la Honda, no puedo decir mucho. Nos confundimos y fui el primero que lo dijo, pero por suerte el último día de Qatar lo salvamos y no fue como en 2015 pues encontramos el problema y el tiempo dirá. Creo que no estamos tan mal como pintaba el segundo día en Qatar y ahora hay cierto optimismo, pues me encontré y lo entendí. Estamos preparados para el año.

-¿Se va a seguir con la evolución o se va a recurrir a la Honda de 2019 como el último día del test de Qatar?

-Marc: Se va a seguir con la evolución y la base va a ser la moto 2020, pero no hay solo un cambio, hay varios cambios y lo que se hizo al probar la 2019 fue resetear todo y empezar de nuevo. Ese día de Qatar fue como el primero de Valencia para ver qué es lo que habíamos hecho mal y, poco a poco, vimos donde estaba el error y lo descartamos enseguida. Hemos reconducido la situación, aunque seguramente queda por mejorar.

-¿Entra en Honda en una temporada que puede ser crítica por cómo se ha desarrollado la moto?

-Álex: El último día de Qatar vieron el camino a seguir y el error que se había dado en la pretemporada. Fue una suerte que fuera ahí y no en un GP. Afronto la temporada con positividad. Yo no pude probar esas piezas, pero la pretemporada mía ha sido buena. Será con la base de la moto 2020 y será difícil para un rookie, porque es como empezar de nuevo con las cosas que se descubrieron al final del test, pero de manera positiva.

-¿Qué tal los nuevos Michelin?

-Marc: Era una de las piezas sobre las que había duda por saber qué pasaba y si cambiaba el comportamiento de la moto, pero no lo cambia, sólo hay que entenderlo y hay que ir algo más inclinado. Quizás al principio beneficie más a Yamaha y Suzuki, pero al final permitirá que los tiempos en general sean más constantes que los del año pasado.

-¿Qué mínimos ha de conseguir para ganarse la renovación?

-Álex: Mínimos, no sé. Estoy tranquilo. Lo importante es que se vea una progresión. Ir de menos a más lo más pronto posible. A final de año me gustaría ser rookie del año y top 10 del campeonato, eso sería un buen año. La pretemporada ha sido un poco extraña para nosotros, pero son retos que se pueden conseguir.

-¿Hará presión para que renueven a su hermano tras sus cuatro años de renovación?

-Cuatro años son muchos de contrato e implica muchos factores aunque te da tranquilidad técnica, pero en ningún momento en ese contrato se toca lo del compañero de equipo. Nunca he vetado a nadie, nunca he impuesto a nadie en mi lado del box y si Álex quiere seguir allí tendrá que hacerlo por méritos propios, como hasta ahora. Y si no lo consigue, pues habrá otro compañero de equipo, pero él es suficientemente mayor, con experiencia y velocidad como para hacer su carrera deportiva, pero yo me centro en lo mío, en luchar por el título mundial para Repsol Honda.