FÓRMULA 1

Le toca a McLaren

Hoy se presenta en Woking el MCL35, con el que pretenden recortar medio segundo a los grandes junto a Carlos Sainz y Lando Norris.

Le toca a McLaren
McLaren

Ferrari, Red Bull, Renault, los colores del Mercedes y el Haas... y ahora le toca a McLaren. Hoy se presenta en Woking el MCL35, un monoplaza para consolidarse como alternativa a los tres grandes repitiendo los aciertos del pasado año y no los errores de épocas recientes. Con las indicaciones y el 'feedback' de Carlos Sainz, sexto clasificado del Mundial 2019 y autor en Brasil del primer podio de los británicos desde 2014, es el primer proyecto bajo la dirección de Andreas Seidl y James Key y debe consolidar muchas mejoras.

Se anunció un cambio de concepto que no será revolucionario, pero sí importante: aunque habrá pocas novedades en el alerón delantero, la mitad trasera del coche se estrecha, asemejándose al Mercedes. Del túnel de viento se traslada optimismo, porque este nuevo monoplaza genera más carga aerodinámica y eso no implica mayor resistencia al aire, pero hasta Barcelona, o Australia, nadie quiere echar las campanas al vuelo. Es otro de los cambios en la mentalidad de McLaren: no habrá declaraciones grandilocuentes en pretemporada, porque ya ha habido demasiadas decepciones.

El objetivo es recortar medio segundo a la cabeza y que por el camino no se acerquen demasiado Renault, Racing Point, Haas o Alfa Romeo, pues la zona media está enormemente comprimida. Si se mantiene la tendencia del MCL34, es factible que cumplan con el plan (más difícil parece que regresen al podio a corto plazo, en condiciones normales). Si Lando Norris, de 19 años, repite las buenas sensaciones de su año de 'rookie', también se allana el camino. Con Carlos Sainz, después de su impecable 2019, ya no hay interrogantes: estará tan arriba como permita la mecánica.