MOTOGP I PECCO BAGNAIA

"Me ardían las manos, los pies y la espalda tras la simulación"

"Hice el simulacro de carrera en el peor momento posible", asegura Pecco Bagnaia sobre las altas temperaturas que siempre deben soportar los pilotos en Sepang.

"Me ardían las manos, los pies y la espalda tras la simulación"
@PeccoBagnaia

Sepang es sinónimo de calor extremo (30ºC al mediodía) y alta humedad (80%) o lluvia torrencial. Y los penúltimos test de pretemporada del Mundial de MotoGP 2020 no iban a ser la excepción que pone a prueba esta regla.

A tal punto ha llegado en esta ocasión la exigencia física que han tenido que soportar los pilotos al sur de la ciudad de Kuala Lumpur que Pecco Bagnaia aseguró, en la última rueda de prensa que ofreció en Malasia antes de poner rumbo a Qatar, que nada más bajarse de la Desmosedici GP20 en la última jornada de entrenamientos tras completar una tanda larga de 20 vueltas, comenzaron a arderle las manos, los pies y la espalda en el garaje del Pramac Racing.

"Trabajamos realmente bien el último día y estoy feliz. Tal vez podría haber hecho algo más, pero estoy entusiasmado con mi simulación de carrera. Resultó muy importante para tratar de entender cómo manejar los nuevos neumáticos, pero la hice en el peor momento posible. Tan pronto como terminé, me ardían las manos, los pies y la espalda. Pero aún así fue positiva, ya que las primeras y últimas vueltas fueron similares. Estas gomas deben usarse de una manera completamente diferente. Si aprietas demasiado, corres el riesgo de desgastarlos rápidamente", declaró el piloto de Torino.