DAKAR | ETAPA 10

Barreda recibe su recompensa: por fin celebra una victoria

Después de pelear las dos últimas etapas, en las que acabó segundo y tercero, el de Honda se impone al líder Brabec en una etapa recortada.

Joan Barreda.
FLORENT GOODEN DPPI Media / AF

Es verdad eso que dicen de que el que la sigue la consigue. Barreda lo puede asegurar. Bien conocido fue el sufrido comienzo de Dakar que tuvo entre una costilla fisurada y un par de caídas más que agravaron su dolor, y en los últimos días ha dejado claro que ha recuperado la forma de la mejor manera posible. Peleó las dos anteriores etapas con los mejores, en una quedó segundo, la de la trágica perdida de Gonçalves, y en otra, la de ayer, tercero. Pero no se iba a rendir, iba a seguir buscando esa victoria que se le resistía, y la logró.

Fue a la décima, en la etapa que se presuponía como la más dura con 533 km y que resultó ser la más caótica. Porque en las dunas que daban comienzo al temido ‘Empty Quarter’ soplaba tanto viento que la visibilidad era nula. Así que la organización optó por detener la acción en la neutralización del Km 325 y tomar los tiempos del 223 como referencia para la clasificación del día, y ahí Barreda ocupaba la primera plaza, al igual que hizo en los tres anteriores puntos de control anteriores. Siempre al frente.

Una etapa redonda del castellonense con la que superó al jefe de filas de Honda, el líder Brabec, por un minuto después de que el estadounidense apretase llegándole a recortar un minuto. Kevin Benavides y Price llegaron por encima de los dos minutos, lo que le valió a Joan para ganarle la posición en la general al australiano de KTM y meterse en el Top 3 a 27 minutos de su compañero. Entre ambos aguanta Quintanilla, a casi 26 minutos de Ricky, que sigue pasando días sin que le tosan.

Después de Barreda, solo encontramos un español entre los 20 primeros, española en este caso, ya que fue Laia Sanz la que ocupó el 19º puesto de la etapa: a 27 minutos. Una zona en la que suelen estar Betriu y Pedrero (y también Santolino, ya en España tras tener que abandonar ayer), pero esta vez hubo que buscarles más atrás. A partir del 30 a más de media hora. Ahora queda la segunda parte de la maratón, con 379 km de especial de vuelta a Haradh desde Shubaytah… si el viento lo permite.