FÓRMULA 1

Red Bull, Verstappen y Honda, listos para ganar la F1 en 2020

"No tenemos excusas para 2020", asegura un Helmut Marko orgulloso del progreso que están logrando los ingenieros japoneses en la fábrica de Sakura.

Red Bull, Verstappen y Honda, listos para ganar la F1 en 2020
@redbullracing

"No tenemos excusas para 2020. El motor y Max Verstappen están listos". Firme. Seguro. Y convencido. Así se ha mostrado Helmut Marko en el programa "Sport and Talk from Hangar-7" de 'ServusTV' tras ser preguntado por el objetivo de Red Bull en el Mundial de Fórmula 1 2020.

Marko ha fundamentado su exitoso vaticinio en el 'Gran Circo' en el hecho de que la unidad de potencia nipona lleva un adelanto de 14 días en el calendario particular que había establecido el fabricante japonés con vistas al inicio de la pretemporada en el Circuit Barcelona Catalunya: "Hemos comprendido muchas cosas en la temporada que acaba de llegar a su fin, por lo que el próximo año no tendremos excusas. La potencia de Honda está al máximo, al igual que la de Max, de modo que nos toca fabricar un buen monoplaza. Vamos con dos semanas de adelanto respecto al programa previsto y tenemos a disposición el VTC -Centro de test de vehículos-, que es un banco de pruebas que permite probar el coche completo hasta los 330 km/h. Se trata de un sistema óptimo a la hora de resolver los problemas de juventud, y hemos programado cuatro semanas de trabajo en esta plataforma. Diría que va mejor de lo que nunca lo ha hecho".

De igual modo y analizando el Mundial de Fórmula 1 2019, el austriaco ha destacado la victoria de Verstappen en el Gran Premio de Austria 2019, así como ha tildado la pérdida de Niki Lauda como muy dolorosa: "Logramos tres victorias este año, pero ciertamente teníamos el potencial para conseguir seis. Por ejemplo, en las carreras en México o en Austin. Spielberg fue realmente genial para nosotros porque derrotamos a Mercedes en la pista. En 2018, cuando Max Verstappen ganó por primera vez, ambos Mercedes estaban fuera de acción. La pérdida de Niki Lauda ha sido muy, muy dolorosa. Recuerdo que durante el desayuno charlábamos sobre sobre las últimas noticias de nuestros equipos, siempre en la medida en que no pudiéramos beneficiarnos uno del otro. Niki fue muy bueno en eso. Ahora, prefiero desayunar solo. Todavía estamos muy tristes de que Niki ya no esté allí".