MOTOGP I GP DE VALENCIA

Lecuona: primeras sensaciones de un debutante en MotoGP

El valenciano se estrenó con la KTM del lesionado Oliveira último a 2.3 de la cabeza, pero feliz con el paso dado y la progresión mostrada. Y asegura que “MotoGP es otro mundo”.

Lecuona: primeras sensaciones de un debutante en MotoGP
Manuel Bruque EFE

La operación de un hombro de Miguel Oliveira ha adelantado al GP de Valencia el estreno de Iker Lecuona como piloto de MotoGP, a lomos de la KTM satélite del Red Bull KTM Tech 3. El valenciano acabó encantado la primera jornada, pese a ser último, pero sólo a 2.3 de la cabeza y mostrando una buena evolución de la mañana a la tarde.

La primera impresión: “Es la primera vez que cojo esta moto, pero la electrónica ayuda mucho para entenderla y en el primer 'run' me ha costado un poco. En el segundo he mejorado mucho, le he quitado electrónica y tenía más potencia, menos control de tracción y eso hace que puedas jugar un poco más con la moto. Necesito vueltas, necesito kilómetros para seguir mejorando, pero estoy muy contento del primer día”.

Primeros sustos: “He tenido un susto en el FP1 porque no entendía. Me ha costado mucho comprender cómo se utilizaban los frenos. En el momento que lo he entendido, he mejorado mucho y ha sido cuando he dado un salto en el vuelta a vuelta en el tiempo, y ha sido cuando he empezado a mejorar pero, hasta que no he entendido ese punto que es primordial para ir rápido, me ha costado.

Evolución: “En la primera salida he flipado. No llegaba a ver las luces del ‘dashboard’ y yo ya estaba cambiando, porque pensaba que las luces no iban. En una de las vueltas, en la tercera, he pensado: 'No me creo que no funcione'. Y he mantenido el acelerador y eso ha empezado a soltar caballos y estaba alucinando. Creo que la primera impresión ha sido alucinante y la siguiente palabra no la digo, pero ha sido un poco como que tenía que tomarlo con calma por decirlo de alguna manera. Y la última, muy positiva, controlo más la moto, ya no me controla y, como bien he dicho, controlo los frenos, que para mí ha sido lo más difícil y por ese lado estoy contento”.

Referencias: “Con la media vuelta que he dado detrás de Iannone, he aprendido mucho a cómo utilizar el acelerador y la electrónica. He ido detrás de Zarco y he entendido cómo levantar la moto así que, por muy poco tiempo que haya estado detrás de un piloto, he aprendido mucho solamente viendo y escuchando”.

Consejos: “Todo el mundo me ha dicho lo mismo, Pol Espargaró o Fabio Quartararo, cuidado con los frenos, que aprenda a usarlos y luego Héctor Barberá me ha aconsejado cómo llevarla, cómo levantarla y usar el gas. Un poco me han ido ayudando todos”.

Se lo cree: “Es difícil creerse que con cuatro años de carrera deportiva profesional esté ya en MotoGP. Estoy aquí, pero cuesta y cuando ves la diferencia cuesta más. MotoGP es otro mundo. Estoy a 2.3 la primera vez y he ido bastante rápido, pero veremos qué pasa el año que viene. Para mí es una locura los pasos de gigante que he dado, pero aquí estamos y no me voy a quejar.

Objetivo de carrera: “Terminar. Coger experiencia. He aprendido en Moto2 que si te caes no coges experiencia así que el primer objetivo es terminar. Segundo, intentar divertirse. Y el tercero, ver en qué posición terminamos y, lógicamente, me gustaría terminar delante de algún otro piloto y divertirme y disfrutar de la carrera de casa”.