Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

MOTO3 I GP DE MALASIA

Dovizioso se alegra por Dalla Porta y le recuerda a su título

"Después de mí hubo un agujero muy grande que ahora se ha tapado", dice el campeón de 125cc en 2004, sorprendido de que pasara tanto tiempo sin un italiano campeón.

Dovizioso se alegra por Dalla Porta y le recuerda a su título
GIGI SOLDANO / DPPI Media / AFP7 GIGI SOLDANO / DPPI Media / AFP7

Se sorprendió Andrea Dovizioso, estrella de MotoGP camino de su tercer subcampeonato consecutivo, cuando le comentamos el dato de que habían pasado 15 años entre su título de 125cc, en 2004, y el de Dalla Porta de este año en Moto3. Y lo analizó, como hace siempre él, que para algo se le conoce como El Profesor en algunos mentideros.

“Me puse muy contento en Australia por Dalla Porta. Se ha merecido al ciento por ciento ganar este título. Creo que no ha sido el más rápido, pero sí que el más constante. Quizás un poco como yo cuando gané mi título en 2004”, empieza diciendo para As antes de decirle que entre ambos no había habido ningún campeón mundialista absoluto transalpino en la clase pequeña. A lo que dijo: “No había caído en la cuenta de que no había habido ningún campeón italiano en la clase pequeña desde 2004 hasta ahora, y eso es mucho tiempo, claro. Lo bueno es que ahora están llegando italianos a Moto3 y a Moto2 que lo hacen bien. Después de mí hubo un agujero muy grande que ahora se ha tapado”.

Para Dovi, en el crecimiento del motociclismo italiano influye también que “la fortuna siempre ayuda en estas cosas, pero sobre todo el trabajo y en el Campeonato Italiano se está trabajando mejor. No ha llegado a tener el nivel del español, porque eso era más nivel, pero va creciendo”.

El año de su título del octavo de litro, el de Forlí ganó cinco carreras, más que nadie, y compartía parrilla con una nómina de pilotos que dieron mucho que hablar en años venideros: segundo fue Barberá, Lorenzo cuarto, Stoner quinto, Bautista séptimo, Simoncelli undécimo… Y a todos ellos ese año los ganó Dovizioso, coronándose precisamente en Sepang, donde ahora se sorprendía de que hubiera pasado tanto tiempo entre los dos últimos títulos en la clase pequeña para su país, Italia.