SBK | FRANCIA

Cinco veces Rea

El norirlandés se convierte en pentacampeón después de llevarse la victoria en la última carrera del fin de semana. Bautista abandonó en la segunda vuelta.

Rea se convierte en campeón.
Kawasaki Racing

Las remontadas de Bautista a lo largo del fin de semana hacían que sólo le valiese la victoria para ser pentacampeón. Se complicaban las opciones de cantar el alirón para Jonathan Rea en Magny-Cours pero la Carrera 2 ha sido un reflejo de la segunda parte de esta temporada en Superbike: el campeón brillando… con el aspirante fuera de escena. Rea se ha jugado todas las cartas y la suerte le ha vuelto a sonreír con un repoker que, a sus 32 años, le convierte en el máximo dominador que ha conocido este Mundial en su historia.

Sólo Razgatlioglu ha apartado al norirlandés de un fin de semana perfecto. Después de comenzar desde la pole en las dos carreras anteriores, las victorias del turco le han dejado sin la posición de honor en la prueba definitiva. Esa en la que el piloto de Kawasaki no ha fallado, pero sí ha pensado en el campeonato. Se olvidó de él durante el fin de semana jugándose la victoria con todo frente a un piloto que se ha estrenado como ganador, pero la Ronda 11 tenía que terminar con su nombre como protagonista.

Lo sabía desde la primera vuelta, esa que ha afrontado al mando de la carrera tras una salida excepcional, y lo ha confirmado con su pilotaje una vez le han enseñado desde el muro la pizarra con un mensaje inesperado: "Bautista out". "Bautista fuera". El piloto de Ducati se veía involucrado en la caída de un Razgatlioglu empeñado en el triplete. La ambición del turco le ha dejado fuera de escena llevándose a uno de los protagonistas y aunque parecía que a partir de ahí todo iba a ser fácil para el líder, Rea se ha encontrado con un nuevo actor sobre el asfalto.

Van der Mark comenzó a tocar los tambores de guerra desde que se apagó el semáforo. El holandés también quería una victoria que se le escapó en la Carrera 1 por una caída al final de la prueba, y esta era su oportunidad de oro para conseguirla. Logró liderar con solvencia pasadas las 11 vueltas con Rea aguantando a su estela. Pero el norirlandés abusó de experiencia y estudió al piloto de Yamaha al detalle, para deshacerse de él e intentar una escapada que tardó más de lo esperado.

Las ganas de llevarse el triunfo eran las mismas en ambos pilotos. El sabor de la victoria muy diferente. Para Van der Mark sería una carrera, para el de Kawasaki un título. Y tras un intercambio de posiciones entre ambos, por fin llegó el momento del norirlandés. Rea cambió las dos segundas posiciones del fin de semana por otro campeonato que ha llegado, como no podía ser de otra forma, a modo de campeón: con victoria. El Mundial sigue teniendo dueño y SBK tendrá que esperar, al menos una temporada más, para ver un nombre diferente al de Jonathan Rea en lo más alto. De momento, él sigue escribiendo la historia.

Razgatlioglu frustra a Rea

No hay dos sin tres… y habrá que ver si se cumple el dicho en Magny-Cours. Está siendo un fin de semana impecable para Razgatlioglu salvo en clasificación de ayer, porque el turco ha vuelto a conseguir la victoria frente a un Jonathan Rea que no ha podido hacer otra cosa que intentar dejar al joven de 22 años sin premio. El norirlandés ha lanzado su ofensiva en la última vuelta pero su ataque ha sido en balde ya que Toprak ha sido el primero en ver la bandera a cuadros como ya ocurrió en la jornada de ayer.

Toda la prueba ha sido una especie de símil a la Carrera 1 del sábado, aunque con matices, ya que en las primeras vueltas eran de nuevo Rea y Van der Mark quienes se jugaban la primera posición. El piloto de Yamaha en esta ocasión era quien tomaba ventaja tras la salida pero sólo una vuelta después comenzaba la pelea en la misma curva donde tanto el holandés como el líder del campeonato casi besan el asfalto en la jornada anterior. Hoy también hubo suerte y ambos se mantuvieron sobre las monturas, con Rea apuntando a la primera victoria del fin de semana. Pero Razgatlioglu ya era quinto en esos momentos.

Poco se podía hacer, más que esperar su llegada, frente a un piloto que iba con todo y mejoraba los tiempos de la cabeza en cada paso por meta. Hasta que ha contactado con ella. Razgatlioglu sólo ha necesitado tres vueltas para rodar en posiciones de podio y convertirse en un aspirante a la victoria, justo después de superar a Van der Mark y situarse segundo en el punto donde el piloto de Yamaha se fue al suelo el sábado. A la par, también remontaba por detrás un Bautista que repitió en la quinta posición y con el piloto de Ducati sin poder ir más allá, el turco apostó al todo o nada por la victoria.

Tenía ritmo de sobra para hacerlo, la ambición necesaria para conseguirlo y la motivación suficiente para intentarlo. Y a cuatro vueltas para terminar ha llegado su momento. Razgatlioglu ha cogido el mando de la prueba tras exhibirse en la frenada frente a Rea y aunque el norirlandés le ha estudiado minuciosamente para prepararse el ataque en la última vuelta, la superioridad del turco le ha condenado de nuevo hasta una segunda posición que, sin embargo, le hace ser todavía más líder. Aunque ahora, lo que quiere, es volver a ganar. Y tendrá una nueva oportunidad en la Carrera 2. O no…