Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

MOTOGP I GP DE ARAGÓN

Jorge Lorenzo le puede costar a Honda la 'Triple Corona'

A punto de conquistar el título de pilotos con Márquez, también lidera con margen en constructores, pero va segundo en el de equipos: 357 de Ducati por 333 el Repsol Honda.

Jorge Lorenzo le puede costar a Honda la triple corona
JOSE JORDAN AFP

Además del título de pilotos, que es el que cada año más titulares acapara, siempre está en juego la triple corona que tanta importancia tiene para las fábricas y equipos, y Lorenzo le puede costar este año a Honda esa ansiada triple corona. El ala dorada está a punto de ganar el de pilotos con Márquez y también lidera con solvencia en el de constructores (306 puntos lleva por los 241 de Ducati), pero en el de equipos el del Repsol Honda va por detrás del italiano: 357 a 333, a 24 puntos de distancia.

En la clasificación de constructores puntúa la mejor moto en meta de cada fábrica y en el de equipos dos pilotos del box. Es ahí donde el mallorquín es un lastre, porque sólo ha aportado 23 puntos. Está a años luz de los 300 de Márquez y los diez que faltan en la suma para esos 333 los aportó Bradl como sustituto del mallorquín.

En la carrera de Aragón, el pentacampeón arrancaba decimonoveno e hizo una buena salida para situarse decimotercero. Sin embargo, fue perdiendo posiciones con el paso de las vueltas y acabó vigésimo, penúltimo, peleando con Abraham, Smith y Syahrin. El malayo fue el único al que batió y cruzó la meta a 46 segundos de la cabeza. Esa diferencia significa que perdió una media de dos segundos por vuelta con su compañero Márquez.

En Honda no saben qué más hacer para que su piloto salga del pozo y el discurso oficial es de apoyo, como se aprecia en las palabras de Puig a As tras la carrera de Alcañiz: “Es evidente que Jorge no se ha adaptado a la moto. Lo está intentando y nosotros estamos intentando adaptarnos a él lo máximo, pero la cosa no está saliendo de momento. Nosotros no perdemos la esperanza y seguimos confiando que pueda dar la vuelta a la tortilla. Si será posible o no, no lo sé, pero las ganas se las ponemos”.

Lorenzo, por su parte, tras la carrera dijo: “Hemos ido de más a menos, sobre todo por la goma trasera que ha comenzado a caer en la tercera vuelta. La distancia para ser competitivo es larga. Mi mejor giro fue dos segundos más lento que Marc y terminé a 46 segundos, más o menos como en Misano. Esperaba estar cerca de esos 30 segundos, pero con el problema en la goma trasera fue imposible. Los rivales me pasaban en las rectas y tuve que ser muy dócil con el gas, y a pesar de ello se destrozó la goma”.

El mallorquín reconoció que “cuando un deportista siente dolor tiene menos ganas de caerse. En este momento, no me siento del todo bien y por eso no arriesgo por esa décima que tampoco haría la diferencia ahora. Físicamente estoy mejor y aún mejoraré. Siempre doy el máximo, tanto si gano como si termino a medio minuto”.

Ya dijo el viernes que el nuevo motor y chasis de la Honda no le va bien, e insistió en ello tras la carrera: “La evolución de la moto la ha hecho Marc, que es un piloto muy agresivo y necesita mucha rigidez. Hablé con Takeo y está claro que ganar potencia provocó algunos problemas en las curvas. Ya se lo dije en Jerez, pero a lo mejor ya era demasiado tarde. Marc disfruta de esa potencia sin perder mucho en las curvas. Llevo una puesta a punto distinta a la de él y Cal (Crutchlow), porque con la de ellos pierdo mucha confianza delante. Pero puede que ese no sea el camino. Honda seguirá las indicaciones del piloto más rápido”.