F1 I GP DE SINGAPUR

El día que el ingeniero se cansó de escuchar a Kimi Raikkonen

Le pidieron que ralentizase su ritmo, el finlandés no entendió la petición y terminó saliéndose con la suya: “Vale, olvida lo que te he dicho y sigue apretando”.

El día que el ingeniero se cansó de escuchar a Kimi Raikkonen
Charles Coates Getty Images

Entre la tensión del desenlace de la carrera, tres coches de seguridad, un accidente y un doblete que no contentó a todos sus integrantes, pasó desapercibido el mal domingo que pasó Kimi Raikkonen en Singapur. Acabó la carrera tocándose con Kvyat, difícil asignar las culpas entre dos pilotos que no concedieron nada al otro, pero es que unos minutos antes había desquiciado a su propio ingeniero de pista.

Con la situación de carrera más o menos estabilizada, le pidieron que ralentizase su ritmo y dejase espacio al coche de delante para coger aire, porque no estaba cerca de los puntos, y el finlandés no entendió la petición.

-Ingeniero: "Kimi, queremos reducir nuestro ritmo un segundo por vuelta".

-Raikkonen: "¿Por qué?".

-Ing: "Estamos fuera de los puntos y queremos intentar dejar espacio con el coche de delante".

-Rai: "¿Para ayudar a quién?".

-Ing: "Perez está cinco segundos por detrás".

-Rai: "Sí, lo entiendo, pero estamos lejos de los puntos y, ¿dónde está Antonio?".

-Ing: "(Después de un silencio) Vale, olvida lo que te he dicho. Sigue apretando".