Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

FÓRMULA 1

Lando Norris, el piloto 'simracer'

El piloto de McLaren se divierte en sus ratos libres corriendo virtualmente. "El 80% necesario para llegar a la F1 está en la pista; el 20%, en el simulador".

Lando Norris con un simulador.

En su tiempo libre, Niki Lauda sólo pensaba en mejorar el coche. James Hunt sólo pensaba en… ¿y Lando Norris? Entre las aficiones habituales para un joven de 19 años, este británico incluye las carreras de simulador. En una charla con AS, el compañero de Carlos Sainz explica por qué le quedan ganas de pilotar en casa después de pasarse el fin de semana al volante del McLaren en los circuitos. "Cuando empiezas a competir ayuda mucho más que cuando ya estás establecido. Ahora lo hago básicamente por diversión, porque me encanta, pero en los inicios de tu carrera sí contribuye a que aprendas muchas cosas. Dónde se puede adelantar en un circuito, qué pianos pisar, dónde se puede perder carga aerodinámica, información de la pista. Y puedes aplicarlo después en el coche", expone.

Hace unos meses participó en las 24 Horas de Spa de 'iRacing', el simulador de referencia para este tipo de competiciones. Uno de sus compañeros era, y no es broma, Max Verstappen. Ganaron: "Esa estuvo bastante bien, era la primera que hacía de 24 horas y me gustó. Era con un GT3 y ese tipo de especificaciones me gustan, lo que no hago mucho es monoplazas. También me gusta el GTE, porque los hace mucha gente pero también porque son más divertidos. No sólo Fórmula 1, me gusta cambiar y hacer cosas diferentes".

Para quien circula habitualmente a más de 300 kilómetros por hora, ¿qué sensaciones hay en un simulador? "No hay sensaciones que se parezcan a esto, especialmente en la F1 con la Fuerza G. No sientes que estés pilotando un F1, tan simple como eso, pero aprendes cómo pilotarlo y cómo acostumbrarte a la sensación de pilotarlo. Cómo frenar, cómo cuidar la tracción, todo básico. También sientes los cambios de 'set up' y puedes aprender de eso, pero no existe la sensación de pilotar un F1 fuera de un F1".

Lo que subraya es que no se puede llegar al 'Gran Circo' sólo con simulaciones. "No creo que me haya ayudado tanto a llegar a la F1. Ya piloté entrenamientos libres y test de Pirelli con el McLaren en los años anteriores y hubo mucha preparación detrás, independientemente del simulador. Claro que aporta, pero no es sólo eso. El 80% viene de pilotar el coche en la pista, ahí se aprende todo, y el 20% está en el simulador. Que yo haya empezado con experiencia viene fundamentalmente de los entrenamientos libres que hice el año pasado".

Lando Norris con un simulador.

Extrovertido

Norris tiene carisma, el paddock está de acuerdo, y en eso influye su peculiar forma de utilizar las redes sociales. Memes constantes, algunos sobre sí mismo, y comentarios desenfadados en el deporte de la máxima tensión. "Las llevo yo, sí. Saco cosas divertidas, pero sólo sobre lo que pasa cuando estoy en los circuitos, nada de mi casa, porque cuando no estoy en los circuitos generalmente no hago nada. Lo hago como quien sube un post para divertirse con sus amigos, simplemente, no quiero impresionar a nadie o hacer algo gracioso, publico algo porque creo que es divertido y ya está, porque me apetece. No hay mucho detrás".

Con ese estilo desenfadado, a veces parece que la F1 no es un trabajo para Norris: "En el coche estoy todo el rato nervioso, más que otros pilotos. Pero es cierto que no parece un trabajo, es cierto. Quizás la parte de los medios… (se ríe). Pero el resto lo hago porque me gusta, las reuniones con ingenieros o todo lo que no es pilotar el coche se hace para mejorar como equipo. Me gusta todo, no es algo que no quiera hacer". Se divierte, en la pista, fuera. Y en su casa, de vuelta a los circuitos, aunque sean virtuales. ¿Pero corre todos los días? "No, no, no. También tengo muchos días de desconexión".