Competición
  • Clasificación Eurocopa

F1 | BÉLGICA

Ricciardo no perdona a Gasly

"No se puede decir que sea injusto, ha tenido seis meses en Red Bull", opina el australiano sobre quien le sustituyó frente a Verstappen.

Pierre Gasly, Toro Rosso. Spa-Francorchamps, F1 2019.
Dean Mouhtaropoulos

Confesó Gasly que se enteró de su descenso a Toro Rosso a las 8:42 de la mañana de aquel lunes, porque le llamó Helmut Marko para contárselo unas horas antes del anuncio oficial. A Albon le informaron en Austria, tras la carrera de MotoGP, en el despacho del dirigente energético. "Fue un ‘shock", dice el galo, que a pesar de todo lo digirió bien durante las vacaciones de verano. Pasó unos días en Mallorca, y volvió a lo suyo, a las carreras, aunque con una escudería diferente. "Yo le dije que parece que no se hubiera ido", afirmó Franz Tost, jefe del equipo de Faenza.

Situación complicada, en todo caso, la que vive este piloto francés de 23 años, campeón de la GP2 en 2016 y uno de los talentos de Red Bull, truncado en ese RB15 que no supo exprimir frente a Verstappen. Su anterior dueño, Daniel Ricciardo, habla con pocos tapujos sobre esa situación: "Sinceramente, no se puede decir que sea injusto, tenían que hacer algo. No tengo nada contra Pierre, me gusta como persona y no me alegra verle otra vez en Toro Rosso, pero la realidad es que Red Bull le ha dado seis meses. No había síntomas de progresión y viendo que Max ganaba, el equipo esperaba ver eso".

"Yo lo he visto como piloto de Red Bull, ellos esperan algo y si no lo ven, cambian. No se puede decir que sea una sorpresa y creo que el propio Pierre debería sospecharlo en algún momento", opina Daniel, piloto de Red Bull de 2014 a 2018. Ya en pretemporada dijo con ironía: "Yo les habría salido más barato", en referencia a los accidentes de Gasly. Ahora, en parte, justifica la decisión: ha tenido seis meses.