Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Osasuna Osasuna OSA

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Oviedo Oviedo OVI

-

Lugo Lugo LUG

-

Serie A
Ligue 1
Amiens Amiens AMI

-

Nantes Nantes NAN

-

Angers Angers ANG

-

Metz Metz MTZ

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Willem II Willem II WII

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

MOTOGP | GP DE AUSTRIA

El Red Bull Ring se convierte en el mejor aliado de Ducati

Los de Borgo Panigale son la única estructura que se ha llevado la victoria en Austria desde que el trazado regresó al calendario hace tres años.

El Red Bull Ring se convierte en el mejor aliado de Ducati
MotoGP

Si Ducati soñase con su circuito ideal, este sería algo parecido al Red Bull Ring. Pocas veces se ha visto en la categoría reina un dominio tan claro en un trazado como el que los italianos han impuesto en Austria desde que regresó al calendario en 2016 y, aunque hasta que no cae la bandera a cuadros el domingo no hay nada decidido, igual que cada temporada desde 2014 hasta ahora comienza con Márquez como favorito al título, cada GP de Austria lo hace con las Desmosedici a la victoria. Todos miran a las motos italianas en Spielberg después de tres triunfos consecutivos, Iannone en la primera edición, Dovizioso en 2017 y Lorenzo en 2018, pero, ¿de dónde nace esta superioridad a favor de los de Borgo Panigale?

La Desmosedici no sólo se ha convertido en los últimos años en un referente aerodinámico para toda la parrilla de MotoGP, sino que además su potencia, esa que tanto aqueja en Yamaha, también ha pasado a formar parte de su sello de identidad. Y de ahí que la moto italiana encuentre en Spielberg su zona de confort. Las tres rectas de casi un kilómetro, 795, 930 y 766 metros cada una, hacen que la Ducati, en el trazado con menos curvas de todo el calendario (10) y por lo tanto con la velocidad media más elevada (182,6 km/h), exprima al máximo su potencial dejando sellado su dominio en las referencias de la pista austriaca. 

La casa de Borgo Panigale tiene en su poder la velocidad máxima (Bautista a 261.5 km/h en 2017), la mejor vuelta (Dovizioso en 2018 con un tiempo de 1:24.277) y el récord de la pista, gracias a Iannone tras el 1:23.142 que marcó en 2016, una temporada donde Ducati regresó en Spielberg a lo más alto del podio después de una sequía que se prolongaba desde Australia 2010. Y desde entonces siempre han sido, al menos, candidatas a la victoria en el resto del calendario y referentes en el Red Bull Ring. "No podemos negar que es una pista excelente para nosotros", dice Dovizioso basándose en "los resultados logrados en los últimos años".

Además de la potencia, la tracción y la estabilidad en la frenada también han sido claves para el éxito de los transalpinos en Austria. Lo que penalizaba la Desmosedici en las zonas más reviradas se fortalecía gracias a esos elementos en las curvas lentas que antecedían a las zona de fuerte aceleración en un gran premio que, esta temporada, "estará bastante igualado" según Petrucci. Porque Márquez ya demostró en la última edición que cada vez es más competitivo y además, el antiguo A1 Ring, ya fue territorio Honda entre 1996 y 1997 con pleno de victorias para los japoneses. Y nunca es tarde para volver a delimitar zonas, sobre todo, cuando la historia sigue muy presente…